Home / Productos / Laboratorios / Patologías / Principios Activos / Acción Farmacológica

 
 
Home / Vademécum / Productos

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z @
   
 
 
Producto : BAYCIP 
Descripción

Composición:.
Comprimidos 500 mg: Cada comprimido contiene: Clorhidrato de Ciprofloxacino 582 mg, que corresponde a Ciprofloxacino 500 mg.

Inyectable 200: Cada 100 ml contiene: Lactato de Ciprofloxacino 254.0 mg, que corresponde a Ciprofloxacino 200 mg. El contenido de NaCI es de 900 mg (15.5 mmol).
Excipientes: Comprimidos recubiertos: Celulosa Microcristalina; Almidón de Maíz; Poli (1-vinil-2-pirrolidona) Entrecruzada; Dióxido de Silicio altamente Disperso; Estearato de Magnesio; Metilhidroxipropilcelulosa; Macrogol 4000; Dióxido de Titanio (E171). Solución para infusión con NaCI al 0.9%: Acido Láctico; Cloruro Sódico; Acido Clorhídrico; Agua para Inyectables.

Indicaciones: Infecciones no complicadas y complicadas producidas por patógenos sensibles al ciprofloxacino: Infecciones respiratorias; El ciprofloxacino no debe emplearse como fármaco de primera elección para tratar a los pacientes ambulatorios con neumonía neumocócica. El ciprofloxacino se puede considerar un tratamiento aconsejable para las neumonías producidas por Klebsiella, Enterobacter, Proteus, E. coli, Pseudomonas, Haemophilus, Branhamella, Legionella y, Staphylococcus. Otitis medias y sinusitis, sobre todo si están producidas por gérmenes gramnegativos, entre ellos Pseudomonas o Staphylococcus. Infecciones oculares. Infecciones renales y de la vía urinaria descendente. Infecciones genitales, entre ellas anexitis, gonorrea y prostatitis. Infecciones de la cavidad abdominal (p. ej., infecciones del tubo digestivo o de la vía biliar, peritonitis). Infecciones de la piel y tejidos blandos. Infecciones de los huesos y articulaciones. Septicemia. Infecciones o riesgo inminente de infección (profilaxis) de pacientes con un sistema inmunitario debilitado (por ej.: pacientes tratados con inmunosupresores o pacientes con neutropenia). Descontaminación intestinal selectiva de los pacientes inmunodeprimidos. Niños: El ciprofloxacino se puede administrar a los niños para el tratamiento, de 2 a o 3 a línea, de las infecciones urinarias complicadas y pielonefritis causadas por E. coli (intervalo de edades examinado en los estudios clínicos: 1-17 años) así como de las reagudizaciones pulmonares de la fibrosis quística asociadas a P. aeruginosa (intervalo de edades examinado en los estudios clínicos: 5-17 años). El tratamiento sólo se iniciará después de una cuidadosa evaluación de los riesgos y beneficios, dados los posibles acontecimientos adversos relacionados con las articulaciones y tejidos vecinos. Se han efectuado ensayos clínicos con niños en las indicaciones enumeradas más arriba. La experiencia clínica con otras indicaciones es limitada.

Posología: Adultos: Comprimidos: mientras no se prescriba otra cosa, se recomiendan las siguientes dosis: Infecciones complicadas de las vías urinarias (según grado de gravedad): 2 x-500 mg por día. Infecciones de las vías respiratorias (según la gravedad y el microorganismo): 2 x 500 mg por día.. Diarrea: 2 x 500 mg por día. Otras infecciones: 2 x 500 mg por día. En infecciones especialmente graves con riesgo vital (por ej.: neumonía estreptocócica, infecciones recurrentes en fibrosis quística, infecciones osteoarticulares, septicemia, peritonitis) causadas por Pseudomonas o Staphylococcus o Streptococcus: 3 de 500 mg por día. Solución I.V.: mientras no se prescriba otra cosa, se recomiendan las siguientes dosis: Infecciones agudas no complicadas del tracto urinario: 2 x100 mg por día. Infecciones complicadas de las vías urinarias: 2 x 200 mg por día. Cistitis en mujeres (antes de la menopausia): dosis única de 100 mg. Infecciones de las vías respiratorias (según la gravedad y el microorganismo): 2 x 200 mg por día. Gonorrea extragenital: 2 x 100 mg por día. Gonorrea aguda no complicada: dosis única de 100 mg. Diarrea: 2 x 200 mg por día. Otras infecciones: 2 x 200 mg por día. En infecciones especialmente graves con riesgo vital (por ej.: neumonía estreptocócica, infecciones recurrentes en fibrosis quística, infecciones osteoarticulares, septicemia, peritonitis) causadas por Pseudomonas o Staphylococcus o Streptococcus: 3 de 400 mg por día. Niños: Fibrosis quística: Los datos clínicos y farmacocinéticos respaldan el uso pediátrico de ciprofloxacino, en dosis de 20 mg/kg por vía oral, 2 veces al día (dosis diaria máxima de 1500 mg) o de 10 mg/kg por vía I.V., 3 veces al día (dosis diaria máxima de 1200 mg), por los pacientes con fibrosis quística (de 5 a 17 años de edad) que sufren reagudizaciones pulmonares asociadas a una infección por P. aeruginosa. Infecciones urinarias complicadas y pielonefritis: La posología recomendada para combatir las infecciones urinarias complicadas o la pielonefritis varía entre 6 y 10 mg/kg I.V. cada 8 horas, con un máximo de 400 mg por administración, o entre 10 y 20 mg/kg por vía oral cada 12 horas, con un máximo de 750 mg por toma. Ancianos: Los pacientes de edad avanzada deben recibir una dosis lo más baja posible, según la gravedad de la enfermedad y el clearance de creatinina. Duración del Tratamiento: La duración del tratamiento depende de la gravedad del proceso y de la evolución clínica y bacteriológica. Es imprescindible continuar el tratamiento hasta por lo menos 3 días después de que desaparezcan la fiebre o los síntomas clínicos. Duración media del tratamiento: 1 día para la gonorrea y cistitis agudas no complicadas, hasta 7 días para las infecciones renales, de la vía urinaria y de la cavidad abdominal, durante todo el período de neutropenia de los pacientes con debilitamiento de las defensas corporales, durante 2 meses, como máximo, para la osteomielitis, y durante 7 a 14 días para todas las demás infecciones. El tratamiento de las infecciones estreptocócicas se extenderá, como mínimo, 10 días, debido al riesgo de complicaciones tardías. Las infecciones causadas por Chlamydia también requieren un tratamiento mínimo durante 10 días. Niños: Fibrosis quística: El tratamiento de las reagudizaciones pulmonares de la fibrosis quística asociada a infección por P. aeruginosa de los niños (de 5 a 17 años) se extenderá durante 10 a 14 días. Infecciones urinarias complicadas y pielonefritis: El tratamiento de las infecciones urinarias complicadas o de la pielonefritis por E. coli se extenderá entre 10 y 21 días. Insuficiencia renal y hepática: No se ha investigado la posología adecuada para los niños con insuficiencia renal o hepática. Adultos: Insuficiencia renal: Si el aclaramiento de creatinina varía entre 30 y 60 ml/min./1.73 m 2 o si la concentración sérica de creatinina lo hace entre 1.4 y 1.9 mg/100 ml, la posología diaria máxima por vía oral será de 1000 mg y por vía I.V:, de 800 mg. Si el aclaramiento de creatinina es igual o inferior a 30 ml/min./1.73 m 2 o si la concentración sérica de creatinina es igual o mayor de 2.0 mg/100 ml, la posología diaria máxima por vía oral será de 500 mg (para todas las formulaciones) y por vía I.V., de 400 mg. Insuficiencia renal y hemodiálisis: Si el aclaramiento de creatinina varía entre 30 y 50 mL/min./1.73m2 (insuficiencia renal moderada) o la concentración sérica de creatinina lo hace entre 1.4 y 1.9 mg/100 mL, la posología diaria máxima será de 1000 mg al día por vía oral (para todas las formulaciones) o bien de 800 mg al día por vía I.V. Si el aclaramiento de creatinina es inferior a 30 mL/min./1.73m2 (insuficiencia renal grave) o la concentración sérica de creatinina es igual o mayor que 2.0 mg/100 ml, la posología diaria máxima será de 500 mg al día por vía oral (para todas las formulaciones) o de 400 mg al día por vía I.V. en los días de diálisis (después de la sesión). Insuficiencia renal + diálisis peritoneal ambulatoria continua: Adición de la solución de ciprofloxacino para infusión al dializado (intraperitoneal): 50 mg de ciprofloxacino/litro dializado, administrado 4 veces al día, cada 6 horas. Administración de comprimidos de ciprofloxacino recubiertos con película (por vía oral): 1 comprimido recubierto con película de 500 mg (o 2 comprimidos recubiertos con película de 250 mg). Insuficiencia hepática: No se requiere ningún ajuste posológico. Insuficiencia renal y hepática: Si el aclaramiento de creatinina varía entre 30 y 50 ml/min./1.73m2 (insuficiencia renal moderada) o la concentración sérica de creatinina lo hace entre 1.4 y 1.9 mg/100 ml, la posología diaria máxima será de 1000 mg al día por vía oral (para todas las formulaciones) o bien de 800 mg al día por vía I.V.. Si el aclaramiento de creatinina es inferior a 30 ml/min./1.73m2 (insuficiencia renal grave) o la concentración sérica de creatinina es igual o mayor que 2.0 mg/100 ml, la posología diaria máxima será de 500 mg al día por vía oral (para todas las formulaciones) o de 400 mg al día por vía I.V. en los días de diálisis (después de la sesión).

Modo de Empleo: Vía oral: Comprimidos: Los comprimidos se degluten enteros con un poco de líquido. Los comprimidos se pueden tomar al margen de las comidas. Si se ingieren con el estómago vacío, el principio activo se absorbe antes. En tal caso, los comprimidos no se administrarán junto con productos lácteos o bebidas minerales enriquecidas (p. ej., leche, yogur, zumo de naranja enriquecido con calcio). No obstante, el calcio alimentario no modifica en grado significativo la absorción del ciprofloxacino. Si el paciente no puede ingerir los comprimidos o la suspensión, debido a la gravedad de su enfermedad o a otros motivos (p. ej., nutrición enteral), se recomienda empezar el tratamiento con la forma I.V. de ciprofloxacino. Después de la administración I.V. se puede proseguir el tratamiento por vía oral. Vía I.V.: El ciprofloxacino se administrará en infusión I.V. durante 60 minutos. La infusión lenta en una vena de gran calibre minimiza las molestias para el paciente y reduce el riesgo de irritación venosa. La solución para infusión se puede administrar directamente o después de su mezcla con otras soluciones para infusión compatibles. Salvo que se haya confirmado la compatibilidad con otras soluciones para infusión/fármacos, la solución para infusión se administrará siempre por separado. Los signos visuales de incompatibilidad comprenden, por ejemplo, precipitación, turbidez y cambio de color. La incompatibilidad también ocurre cuando las soluciones para infusión o los fármacos presentan inestabilidad física o química con el pH de la solución (p. ej., penicilinas, soluciones de heparina), sobre todo si se combinan con soluciones ajustadas a un pH alcalino (pH de las soluciones para la infusión de ciprofloxacino: 3.9-4.5).

Efectos Colaterales: Han sido observados los siguientes efectos secundarios: Frecuentes: náuseas, diarrea, reacciones en el lugar de inyección e infusión (sólo para la administración intravenosa). Poco frecuentes: Sobreinfecciones micóticas, eosinofilia, anorexia, hiperactividad psicomotora/agitación, cefalea mareos, trastornos del sueño, alteraciones del gusto, vómitos, dolores gastrointestinales y abdominales, dispepsia, flatulencia, aumento pasajero de las transaminasas, aumento de la bilirrubina, exantema, prurito urticaria, artralgias, alteraciones de la función renal, dolor inespecífico, malestar general, fiebre. Aumento pasajero de la fosfatasa alcalina en sangre. Raros: colitis asociada a los antibióticos (muy rara, con posible riesgo vital), leucopenia, anemia, neutropenia, leucocitosis, trombocitopenia, trombocitosis, reacción alérgica, edema alérgico/angioedema, hiperglicemia, confusión y desorientación, reacción de ansiedad, pesadillas, depresión, alucinaciones, parestesias y disestesias, hipoestesia, temblor, crisis, vértigo, alteraciones visuales, zumbidos de oídos, hipoacusia, taquicardia, vasodilatación hipotensión, síncope, disnea (incluye el trastorno asmático), alteración hepática pasajera, ictericia, hepatitis (no infecciosa), reacciones de fotosensibilidad, aparición de ampollas inespecíficas, mialgias, artritis, hipertonía y calambres musculares, insuficiencia renal, hematuria, cristaluria, nefritis tubulointersticial, edema, sudoración (hiperhidrosis), valor anómalo de protrombina, aumento de la amilasa. Muy raros: anemia hemolítica, agranulocitosis, pancitopenia (potencialmente mortal), mielodepresión (potencialmente mortal), reacción anafiláctica, shock anafiláctico (potencialmente mortal) reacción afín a la enfermedad del suero, reacciones psicóticas, migraña, alteraciones de la coordinación, alteraciones del olfato, hiperestesia, hipertensión intracraneal, distorsión de la visión cromática, vasculitis, pancreatitis, necrosis hepática (rara vez progresa a una insuficiencia hepática potencialmente mortal), petequias, eritema multiforme menor, eritema nudoso, síndrome de Stevens-Johnson, necrólisis epidérmica tóxica, debilidad muscular, tendinitis, rotura tendinosa (sobre todo del tendón de Aquiles), exacerbación de los síntomas de miastenia grave, trastornos de la marcha. Los efectos adversos siguientes de los subgrupos de pacientes, que reciben tratamiento por vía I.V. o secuencial (primero por vía I.V. y luego oral), pertenecen a una categoría superior de frecuencia: Comunes: Vómitos, aumento pasajero de las transaminasas, alteración pasajera de la función hepática, exantema. Poco comunes: Trombocitopenia, trombocitosis, confusión y desorientación, alucinaciones, parestesias y disestesias, crisis, vértigo, alteraciones visuales, hipoacusia, taquicardia, vasodilatación, hipotensión, ictericia, insuficiencia renal, edema. Raros: Pancitopenia, mielodepresión, shock anafiláctico, reacciones psicóticas, migraña, trastornos de la olfacción, vasculitis, pancreatitis, necrosis hepática, petequias, rotura tendinosa.

Contraindicaciones: No se debe administrar el ciprofloxacino en casos de hipersensibilidad al mismo, a otras quinolonas o cualquiera de los excipientes. La administración concomitante de ciprofloxacino y tizanidina está contraindicada, pues puede seguirse de un incremento adverso de las concentraciones séricas de tizanidina asociado a efectos secundarios con repercusión clínica (hipotensión, somnolencia, sopor) (véase Interacciones con otros medicamentos y otras formas de interacción).

Advertencias: Uso pediátrico: Como ocurre con todos los fármacos de este grupo, se ha demostrado que el ciprofloxacino produce, entre animales inmaduros, una artropatía de las articulaciones que soportan el peso. El análisis de los datos conocidos sobre la seguridad del ciprofloxacino entre pacientes menores de 18 años, la mayoría de ellos con fibrosis quística, no muestra ningún indicio de daño cartilaginoso o articular relacionado con la medicación. No se ha investigado el uso del ciprofloxacino en indicaciones distintas a la reagudización pulmonar de la fibrosis quística causada por infecciones por P. aeruginosa (niños de 5 a 17 años), infecciones urinarias complicadas y pielonefritis por E. coli (niños de 1 a 17 años). Hipersensibilidad: Se han notificado casos esporádicos de hipersensibilidad y reacción alérgica, incluso después de la primera administración; estas reacciones se notificarán de inmediato al médico. Excepcionalmente, las reacciones anafilácticas o anafilactoides se siguen de un shock potencialmente mortal, aun después de la primera administración. En estos casos se suspenderá el ciprofloxacino y se solicitará tratamiento médico (por ej.: tratamiento del shock). Aparato digestivo: En caso de diarrea intensa y persistente durante o después del tratamiento, se consultará al médico, pues este síntoma podría enmascarar una enfermedad intestinal grave (colitis seudomembranosa potencialmente mortal) que exige tratamiento inmediato. En tales casos se suspenderá el ciprofloxacino y se aplicará el tratamiento adecuado (por ej.: vancomicina por vía oral, 250 mg, 4 veces al día). Los fármacos que inhiben el peristaltismo están contraindicados. A veces, se observa un aumento pasajero de las transaminasas o de la fosfatasa alcalina o una ictericia colestásica, sobre todo entre pacientes con hepatopatía previa. Aparato locomotor: Si aparece algún signo de tendinitis (por ej.: tumefacción dolorosa, inflamación), se consultará a un médico y se suspenderá el tratamiento antibiótico. Se procurará mantener la extremidad afectada en reposo y evitar el ejercicio físico inadecuado (porque, de lo contrario, aumentaría el riesgo de rotura tendinosa). Se han notificado roturas tendinosas (sobre todo, del tendón de Aquiles), en particular de los ancianos tratados anteriormente con glucocorticoides por vía sistémica. El ciprofloxacino debe administrarse con cautela a los pacientes con antecedentes de trastornos tendinosos relacionados con el tratamiento con quinolonas. Sistema nervioso: El ciprofloxacino sólo se administrará a los pacientes epilépticos o que hayan padecido trastornos previos del SNC (por ej.: disminución del umbral comicial, antecedentes personales de convulsión, disminución del flujo sanguíneo cerebral, alteraciones de la estructura cerebral o ictus) si los efectos beneficiosos del tratamiento superan a los riesgos, porque estos pacientes son más vulnerables a los posibles efectos secundarios centrales. En algunos casos han ocurrido reacciones centrales después de la primera administración del ciprofloxacino. Raramente, la depresión o la psicosis evolucionan hacia una conducta autolesiva. En estas circunstancias se suspenderá el ciprofloxacino y se informará de inmediato al médico. Piel y apéndices: Se ha demostrado que el ciprofloxacino produce reacciones de fotosensibilidad. Los pacientes tratados con ciprofloxacino deben evitar la exposición directa a una luz solar o UV excesiva. El tratamiento se suspenderá en caso de fotosensibilización (es decir, reacciones cutáneas parecidas a la quemadura solar). Citocromo P450: El ciprofloxacino es, como se sabe, un inhibidor moderado de las enzimas 1A2 del citocromo P450 (CYP). Por eso, se pondrá especial atención cuando se administren simultáneamente otros fármacos metabolizados por la misma vía enzimática (por ej.: teofilina, metilxantinas, cafeína, duloxetina, clozapina). La inhibición de la depuración metabólica de estos fármacos por el ciprofloxacino podría aumentar sus concentraciones plasmáticas y, con ello, sus efectos secundarios específicos. (Véase también Interacción con otros medicamentos y otras formas de interacción). Reacción en el lugar de inyección: Se han descrito reacciones locales en el lugar de inyección I.V. tras la administración I.V. de ciprofloxacino. La frecuencia de las reacciones aumenta cuando el período de infusión es igual o menor de 30 minutos. Las reacciones cutáneas locales remiten a veces enseguida si se suspende la infusión. La administración I.V. posterior no está contraindicada, salvo que recurra o empeore la reacción. Carga de NaCl de la formulación I.V. (frascos): La carga adicional de sodio se tomará en consideración cuando el aporte de sodio pueda resultar nocivo para el paciente (pacientes con insuficiencia cardíaca congestiva, insuficiencia renal, síndrome nefrótico, etc.). Sobre el contenido de cloruro sódico, consulte el apartado Información general.

Precauciones: Embarazo y lactancia: El ciprofloxacino no debe prescribirse ni a las mujeres embarazadas ni a las madres lactantes, puesto que se desconoce la seguridad del fármaco para estos grupos de pacientes y, además, de acuerdo con los estudios con animales, no cabe, en absoluto, descartar que el fármaco dañe el cartílago articular de los seres inmaduros (véase Datos preclínicos de seguridad). En los estudios con animales no se ha detectado ningún indicio de teratogenia (malformaciones).

Efectos sobre la capacidad de conducción y el uso de maquinarias:
Aun cuando el medicamento se tome siguiendo exactamente la prescripción del facultativo, puede alterar la velocidad de reacción hasta el punto de entorpecer la capacidad para conducir o para utilizar maquinaria, sobre todo si el medicamento se combina con el alcohol.

Interacciones Medicamentosas: Formación de quelatos: La absorción del ciprofloxacino disminuye cuando se administra (por vía oral) junto con fármacos y suplementos minerales que contienen cationes polivalentes (por ej.: calcio, magnesio, aluminio, hierro), quelantes poliméricos del fosfato (por ej.: sevelámero), sucralfato o antiácidos o fármacos muy tamponados (por ej.: didanosina en comprimidos), que contienen magnesio, aluminio o calcio. En consecuencia, el ciprofloxacino deberá administrarse bien 1-2 horas antes o, como mínimo, 4 horas después de estos preparados. Esta restricción no se aplica a los antiácidos pertenecientes al grupo de los antagonistas H2. Alimentos y productos lácteos: La administración concomitante de productos lácteos o de bebidas minerales enriquecidas (por ej.: leche, yogur, zumo de naranja enriquecido con calcio) y ciprofloxacino se evitará, puesto que podría reducir la absorción de este último. No obstante, el calcio alimentario no modifica su absorción en grado significativo. Probenecid: El probenecid dificulta la secreción renal del ciprofloxacino. La coadministración de probenecid y ciprofloxacino aumenta las concentraciones séricas de este último. Metoclopramida: La metoclopramida acelera la absorción del ciprofloxacino (por vía oral), reduciendo el tiempo necesario para alcanzar las concentraciones plasmáticas máximas. No se ha observado ningún efecto sobre la biodisponibilidad del ciprofloxacino. Omeprazol: La administración simultánea de ciprofloxacino y omeprazol disminuye ligeramente los valores Cmax y AUC de ciprofloxacino. Tizanidina: En un estudio clínico con sujetos sanos se observó que las concentraciones séricas de la tizanidina aumentaban (incremento de 7 veces de la Cmax, intervalo de 4 a 21; incremento de 10 veces el AUC, intervalo de 6 a 24) si se administraba ciprofloxacino al mismo tiempo. Además de este aumento en las concentraciones séricas se halló una potenciación de los efectos hipotensores y sedantes. La tizanidina no debe administrarse junto con el ciprofloxacino (véanse también Contraindicaciones). Teofilina: La administración concomitante de ciprofloxacino y teofilina puede ocasionar un aumento nada deseable de la concentración sérica de teofilina, con el riesgo consiguiente de efectos secundarios inducidos por ésta; excepcionalmente, estos efectos secundarios ponen en peligro la vida o causan la muerte. Si no se puede evitar el uso asociado de los dos productos, se medirá la concentración sérica de teofilina y se reducirá convenientemente su dosis (véase Advertencias y Precauciones). Metotrexato: La administración simultánea de ciprofloxacino inhibe, a veces, el transporte del metotrexato por los túbulos renales, con lo que podrían aumentar los valores plasmáticos del metotrexato, con el riesgo consiguiente de reacciones tóxicas. En consecuencia, se vigilará cuidadosamente a los pacientes tratados con metotrexato si está indicado el tratamiento concomitante con ciprofloxacino. AINEs: En estudio con animales se ha observado que la combinación de dosis muy altas de quinolonas (inhibidoras de la girasa) y ciertos antiinflamatorios no esteroidales (aunque no el ácido acetilsalicílico) puede producir convulsiones. Ciclosporina: Se ha descrito un incremento pasajero en la concentración de la creatinina sérica cuando se administran simultáneamente el ciprofloxacino y la ciclosporina. Así pues, conviene vigilar con frecuencia (2 veces por semana) las concentraciones séricas de creatinina de estos pacientes. Warfarina: La administración simultánea de ciprofloxacino y warfarina puede intensificar la acción de esta última. Glibenclamida: En determinados casos, la administración concomitante de ciprofloxacino y glibenclamida intensifica la acción de esta última (hipoglucemia). Duloxetina: En los estudios clínicos se ha señalado que el uso concomitante de la duloxetina con los inhibidores potentes de la isoenzima 1A2 del citocromo P450, como la fluvoxamina, puede aumentar los valores AUC y Cmax de la duloxetina. Aunque no se dispone de ningún dato clínico sobre la posible interacción con el ciprofloxacino, cabe esperar efectos similares durante la administración concomitante (véase Advertencias y Precauciones). Ropinirol: En un estudio clínico se comprobó que el uso concomitante de ropinirol más ciprofloxacino, un inhibidor intermedio de la isoenzima CYP450 1A2, incrementaba la Cmax y el AUC del ropinirol en un 60% y en un 84%, respectivamente. Aunque el tratamiento con ropinirol se toleró bien, la administración concomitante puede dar lugar a una posible interacción con el ciprofloxacino, acompañada de efectos secundarios. Lidocaína: Se ha comprobado que el uso concomitante de lidocaína más ciprofloxacino, un inhibidor moderado de la isoenzima CYP450 1A2, por sujetos sanos reduce el aclaramiento de la lidocaína, administrada por vía I.V., en un 22%. Aunque el tratamiento con lidocaína se ha tolerado bien, la administración concomitante puede dar lugar a una interacción con el ciprofloxacino, acompañado de efectos secundarios. Clozapina: La concentración sérica de la clozapina y de la N-desmetilclozapina se incrementó en un 29% y en un 31%, respectivamente, tras la administración concomitante de 250 mg de ciprofloxacino durante 7 días (véase Advertencias y Precauciones).

Sobredosificación: En caso de sobredosis oral, se ha reportado en algunos casos toxicidad renal reversible. Por lo tanto además de las medidas de emergencia se recomienda monitorear la función renal y administrar antiácidos de magnesio o calcio para reducir la absorción de ciprofloxacino. Solamente una pequeña cantidad de ciprofloxacino (<10%) es eliminada después de la diálisis peritoneal o hemodiálisis.

Presentaciones:.
Comprimidos 500 mg: Envases conteniendo 10 y 20 comprimidos. Inyectable 200: Envase conteniendo 1 frasco-ampolla.
Envase clínico conteniendo 40 frascos-ampolla.

La información completa de prescripción puede ser solicitada a BAYER S.A., Carlos Fernández 260, San Joaquín, Santiago, fono 5208320.


Acción Farmacológica
Antimicrobiano
Principo Activo
Ciprofloxacino
Patologías
Infecciones bacterianas sistémicas
Infecciones e inflamaciones genitourinarias
Observaciones
 
Laboratorio : BAYER S. A. 
Carlos Fernández 260 
San Joaquín 
520 8200 
555 3522 
elsa.jara.ej@bayer-ag.de 
www.bayer.cl
   
 

 
.