Home / Productos / Laboratorios / Patologías / Principios Activos / Acción Farmacológica

 
 
Home / Vademécum / Productos

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z @
   
 
 
Producto : AMPARAX ORAL EN TABLETAS 
Descripción

1.-DESCRIPCION
El lorazepam es una 1,4 benzodiazepina con el nombre químico de 7-cloro-5-(o-clorofenil)-1,3-dihidro-3hidroxi-2H-1,4-benzodiazepin-2-ona. El lorazepam es un polvo casi blanco virtualmente insoluble en agua y ligeramente soluble en alcohol y cloroformo. La fórmula estructural del lorazepam es la siguiente:

Peso molecular: 321,
2 Punto de
 fusión: 166°-168°

2.- INDICACIONES
1. Tratamiento de los trastornos caracterizados por ansiedad o alivio temporario de los síntomas de ansiedad o de la ansiedad asociada a síntomas de depresión.

Amparax está indicado solamente cuando el trastorno no ha respondido a tratamiento no farmacológico y es severo, incapacitante o somete al paciente a una alteración inaceptable. La ansiedad o la tensión asociadas con el estrés de la vida diaria generalmente no requieren tratamiento con un ansiolítico.
1. 2. El componente de ansiedad en estados psicóticos y en la depresión severa cuando está indicado un tratamiento coadyuvante. 2. 3. Premedicación preoperatoria.
3. 4. Tratamiento coadyuvante a los fármacos antieméticos corrientes en la profilaxis y tratamiento sintomático de la náusea y los vómitos asociados con la quimioterapia del cáncer.

3.- DOSIS Y ADMINISTRACION
La dosis y la duración del tratamiento deben individualizarse.
Debe prescribirse la dosis eficaz menor y por el menor tiempo posible. En general, la duración del tratamiento no debe exceder 2 ó 3 meses, incluyendo el retiro gradual. No se debe extender el período de tratamiento sin volver a evaluar la necesidad de continuarlo.
El riesgo de deprivación y fenómeno de rebote es mayor después de una discontinuación abrupta, por lo tanto la droga debe ser discontinuada gradualmente (ver sección advertencias).

En general, los pacientes de edad o debilitados, o los pacientes con insuficiencia renal o hepática o insuficiencia respiratoria crónica requieren dosis más bajas o menos frecuentes. Estos pacientes deben ser monitorizados con frecuencia, y la dosis debe adaptarse cuidadosamente a la respuesta del paciente.

La dosis diaria promedio en el tratamiento de la ansiedad es de 2 a 3 mg administrados en tomas divididas (2 a 3 veces al día), si bien la dosis diaria puede variar entre 1 y 10 mg. La dosis mayor debe tomarse antes de acostarse.

Para el insomnio debido a ansiedad , puede administrarse una dosis diaria única de 2 a 4 mg, generalmente al acostarse.

En los pacientes de edad y en los pacientes debilitados, se recomienda una dosis inicial de 1 ó 2 mg/día, en tomas divididas, que se debe ajustar según necesidad y tolerancia.

Para la premedicación preoperatoria, se recomienda una dosis de 2 a 4 mg la noche anterior a la operación y/o la misma dosis administrada 1 a 2 horas antes del procedimiento quirúrgico.

Como tratamiento coadyuvante de los fármacos antieméticos corrientes administrados previamente a la quimioterapia del cáncer, la dosis recomendada es de 1 mg al retirarse la noche previa a la quimioterapia y/o 1 mg administrado 60 minutos antes de iniciar la quimioterapia, que se repite 6 horas y 12 horas después de la quimioterapia, si es necesario.

4.- CONTRAINDICACIONES

Amparax está contraindicado en los pacientes con:
1. 1. Síndrome de apnea durante el sueño.
2. 2. Insuficiencia respiratoria severa.
3. 3. Hipersensibilidad conocida a las benzodiazepinas, inclusive a las tabletas de Amparax Oral o a sus componentes.

5 .- ADVERTENCIAS
Al igual que con todos los pacientes bajo tratamiento con fármacos depresores del sistema nervioso central, debe advertirse a los pacientes que no deben manejar máquinas peligrosas ni conducir vehículos automotores hasta que se sepa de que Amparax no les causará somnolencia o mareo. Debe informarse a los pacientes que como su tolerancia al alcohol y a las sustancias depresoras del sistema nervioso central disminuye cuando se administra Amparax, estas sustancias deben evitarse o tomarse en dosis reducidas.

Amparax no debe ser el tratamiento principal de las psicosis ni de los trastornos depresivos, y no debe usarse solo para tratar a pacientes con depresión. El empleo de benzodiazepinas puede tener un efecto desinhibitorio y liberar tendencias suicidas en los pacientes deprimidos.

Debe determinarse periódicamente si es necesario continuar con el tratamiento de Amparax.

El tratamiento con benzodizepinas se debe retirar gradualmente.

Las tabletas de Amparax (2,0 y 2,5 mg) contienen tartrazina, Amarillo FD & C N�5. Como la tartrazina puede provocar reacciones de tipo alérgico, incluso asma bronquial, en ciertas personas susceptibles, no debe administrarse en pacientes sensibles a la tartrazina.

El uso de las benzodiazepinas, incluyendo lorazepam, pueden llevar a una depresión respiratoria potencialmente fatal.

El uso de benzodiazepinas, incluyendo, lorazepam, pueden llevar a a una dependencia físca y psicológica. (sección abuso y dependencia).

6.- PRECAUCIONES
La ansiedad o insomnio puede constituir un síntoma de varios otros trastornos. Debe darse consideración a la posibilidad de que la afección esté relacionada con trastornos físicos o psiquiátricos subyacentes, para los cuales haya un tratamiento más específico.

Con respecto a los pacientes en los cuales la ansiedad coexista con trastornos gastrointestinales o cardiovasculares, debe tenerse en cuenta que no se ha demostrado que Amparax sea de beneficio significativo en el tratamiento del componente gastrointestinal o cardiovascular.

El uso de benzodiazepinas incluyendo AMPARAX puede desencadenar o empeorar una depresión preexistente. (Véase ADVERTENCIAS.) El uso de benzodiazepinas puede enmascarar tendencias suicidas en pacientes deprimidos y no debe ser usado sin una terapia antidepresiva adecuada.

Se debe actuar con cautela en el tratamiento de pacientes con glaucoma agudo de ángulo cerrado o con miastenia grave.

Los pacientes con insuficiencia renal o hepática deben ser monitorizados con frecuencia y su dosis debe adaptarse cuidadosamente según la respuesta del paciente.
En estos pacientes pueden ser suficiente dosis menores.

Los pacientes mayores o debilitados pueden estar más susceptibles a los efectos de AMPARAX; por lo tanto, estos pacientes deben ser monitorizados frecuentemente y ajustar su dosis cuidadosamente de acuerdo a la respuesta del paciente. (ver Sección Posología y Administración).

Como es el caso con todos los depresores del sistema nervioso central, el empleo de benzodiazepinas podría precipitar o empeorar una encefalopatía en pacientes con insuficiencia hepática severa. Por lo tanto AMPARAX debe ser usado con cautela en pacientes con insuficiencia hepática severa y/o encefalopatia.

Algunos pacientes bajo tratamiento con benzodiazepinas desarrollaron discrasias sanguíneas, y algunos han presentado un aumento de las enzimas hepáticas. Se recomienda efectuar periódicamente evaluaciones hematológicas y de la función hepática cuando sea clínicamente necesario un tratamiento a largo plazo.

Se ha descrito con el empleo de las benzodiazepinas amnesia anterógrada transitoria o trastorno de la memoria.
Este efecto puede ser beneficioso cuando Amparax se emplea como premedicación. Si Amparax se emplea contra el insomnio debido a ansiedad, debe tenerse en cuenta el riesgo de amnesia anterógrada si la duración del efecto del fármaco probablemente exceda el período de sueño previsto. Los pacientes deben asegurarse de tener un período de sueño ininterrumpido suficiente para permitir que se disipe el efecto del fármaco (p.ej.: 7 a 8 horas).

Se han descrito a veces reacciones paradójicas durante el uso de las benzodiazepinas, (ver sección reacciones adversas) , tales como inquietud, agitación, irritabilidad, agresividad, delusiones, ira, pesadillas, alucinaciones, psicosis y conducta no apropiada.
Tales reacciones son más probables en los niños y en las personas de edad. Si llegaran a aparecer, el fármaco debe retirarse.

Si bien la hipotensión sólo se ha observado rara vez las benzodizepinas deben administrarse con cautela a pacientes en los cuales una caída de la presión sanguínea podría conducir a complicaciones cardiovasculares o cerebrovasculares.
Esto es particularmente importante en los pacientes de edad.

En los pacientes en los cuales la depresión se acompañe de ansiedad, debe tenerse en mente la posibilidad de un intento de suicidio, por lo que no deben prescribirse grandes cantidades de Amparax.

Se observó una dilatación del esofágo en ratas tratadas con lorazepam por más de un año a razón de 6 mg/kg/día.
La dosis sin efecto fue de 1.25 mg/kg/día (aproximadamente 6 veces la dosis terapéutica máxima en el ser humano, que es de 10 mg por día). El efecto fue reversible solamente cuando el tratamiento se retiró dentro de los 2 meses de observarse el fenómeno.
No se conoce la significación clínica de este fenómeno; sin embargo, el empleo del lorazepam por períodos prolongados y en pacientes geriátricos requiere cautela, y debe monitorizarse con frecuencia la aparición de síntomas de trastornos del tracto digestivo superior.

AMPARAX debe ser usado con cautela en pacientes con la función respiratoria comprometida (ef. COPD, síndrome de apnea del sueño).

7.- USO DURANTE EL EMBARAZO-CATEGORIA D
Las benzodiazepinas no deben usarse durante el embarazo, especialmente durante el primero y el último trimestre.
Si el fármaco se prescribe a una mujer capaz de reproducir, se le debe advertir sobre la necesidad de consultar con su médico con respecto al retiro del fármaco en caso de que intente concebir o sospeche estar embarazada.
Las benzodiazepinas pueden lesionar el feto cuando se administran a la mujer embarazada. Varios estudios sugieren que hay un aumento del riesgo de malformaciones congénitas asociadas con el uso de agentes ansiolíticos, tales como el clordiazepóxido, el diazepam y el mepobramato.

En varios estudios se ha sugerido un incremento del riesgo de malformaciones congénitas asociadas con el uso de benzodiazepinas durante el primer trimestre del embarazo.

En el ser humano, las muestras de sangre tomadas del cordón umbilical indican que hay transferencia placentaria de las benzodizepinas y de sus metabolitos glucurónidos.
Se ha comunicado que los hijos de madres que ingirieron benzodizepíinas durante varias semanas o más previas al parto presentaron síntomas de abstinencia durante el período posnatal.
Se han descrito en los recién nacidos de madres que recibieron benzodiazepinas durante la fase tardía del embarazo o en el parto síntomas tales como hipoactividad, hipotonía, hipotermia, depresión respiratoria, apnea, dificultades en la alimentación y deterioro de la respuesta metabólica al frío.

Los recién nacidos parecen conjugar el lorazepam con lentitud, siendo posible detectar el glucurónido en la orina durante más de siete días. La glucuronización del lorazepam puede inhibir competitivamente la conjugación de la bilirrubina y conducir a la hiperbilirrubinemia del recién nacido.

8.- USO DURANTE LA LACTANCIA
Hay evidencias de que el lorazepam se excreta en la leche humana en cantidades farmacológicamente insignificantes.
Sin embargo, no debe administrarse Amparax a las mujeres lactantes salvo que, a juicio del médico, los beneficios anticipados para que la mujer supere el riesgo potencial para el lactante.

Sedación e inhabilidad para succionar han ocurrido en neonatos de madres en período de lactancia que toman benzodiazepinas. Los niños de madres en período de lactancia deben ser observados por los efectos farmacológicos (incluyendo sedación e irritabilidad).

9.- USO PEDIATRICO
No se ha establecido la inocuidad y eficacia de Amparax en los niños, por lo que no se recomienda su administración a estos.

10.- INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS
Las benzodiazepinas, incluso Amparax, tienen efectos depresores aditivos sobre el sistema nervioso central cuando se administran juntamente con otros depresores del sistema nervioso central, como el alcohol, los barbitúricos, los antipsicóticos, los sedantes e hipnóticos, los ansiolíticos, los antidepresivos, los analgésicos narcóticos, los antihistamínicos con acción sedante, los anticonvulsivantes y los anestésicos.

Han habido informes de estupor excesivo, reducción significativa de la frecuencia respiratoria y, en un paciente, hipotensión cuando se administraron concomitantemente lorazepam y loxapina.

Han habido informes de sedación marcada, salivación excesiva y ataxia cuando el lorazepam y la clozapina se administraron concomitantemente, incluso pueden presentarase colapso circulatorio o paro respiratorio.

La administración concurrente de AMPARAX con valproato puede dar como resultado un aumento en las concentraciones plasmáticas y una disminución en el clearence de lorazepam. Las dosis de AMPARAX deberían ser reducidas aproximadamente al 50% cuando se administra en forma concomitante con valproato.

La administración concurrente de lorazepam con probenecid puede dar como resultado una más rápida aparición o efectos prolongados de lorazepam debido a un aumento en la vida media y a una disminución del clearence total. Las dosis de AMPARAX deben ser reducidas aproximadamente al 50% cuando se coadministra con probenecid.

La administración de teofilina o aminofilina puede reducir el efecto sedante de las benzodiazepinas incluyendo lorazepam.

11.- INTERACCIONES CON PRUEBAS DE LABORATORIO
No se documentó ninguna interferencia con pruebas de laboratorio con el uso de AMPARAX.
 
12.- EFECTOS SOBRE LAS ACTIVIDADES QUE REQUIEREN CONCENTRACIÓN Y RENDIMIENTO
Como todos los pacientes con drogas activas sobre el SNC, deben ser advertidos de no operar maquinaria peligrosa o vehículos motorizados hasta que se sepa que no estarán somnolientos o mareados con AMAPAX.

13.- ABUSO Y DEPENDENCIA DE DROGAS
El uso de las benzodiazepinas puede conducir a la dependencia física y psicológica. Cuando se emplea en dosis apropiadas a corto plazo para tratar la ansiedad, el potencial de Amparax de causar dependencia es bajo. El riesgo de dependencia aumenta con las dosis más altas y con el empleo a más largo plazo, y aumenta aún más en pacientes con antecedentes de alcoholismo o de abuso de drogas o en pacientes con trastornos significativos de la personalidad. En consecuencia, debe evitarse su empleo en los drogadictos y en los alcohólicos.

En general las benzodiazepinas se deben prescribir sólo por peróodos cortos (ej. 2-4 semanas). No se recomienda el uso continuo a largo plazo de AMPARAX.

Los síntomas de deprivación (ej. Insomnio de rebote) pueden aparecer después del cese de las dosis recomendadas después de terapias tan cortas como de una semana. Se debe evitar la interrupción brusca del tratamiento y se debe seguir un esquema de disminución gradual después de a una terapia extendida

La terminación abrupta del tratamiento puede esta acompañada de síntomas de deprivación: Los síntomas documentados después de la interrupción del tratamiento con benzodiazepinas orales incluyen cefaleas, ansiedad, tensión, depresión, insomnio, inquietud, confusión, irritabilidad, sudoración y la aparición de un fenómeno de rebote, disforia, mareos, desrealización, despersonalización, hiperacusia, entorpecimiento/horgmigueos en las extremidades, hipersensibilidad a la luz, el ruido y el contacto físico/cambios perceptuales; movimientos involuntarios; náuseas, vómitos; diarrea, pérdida de apetito, alucinaciones/delirio, convulsiones/ataques, temblores, calambres abdominales, mialgia, agitación, palpitaciones, taquicardia, ataque de pánico, vertigo, hiperrefexia, pérdida de la memoria temporal e hipertermia.. Las convulsiones pueden ser más frecuentes en pacientes con trastornos convulsivos preexistentes o que reciben otros fármacos que disminuyen el umbral convulsivo, como los antidepresivos.

Los síntomas de abstinencia, particularmente los más serios, son más comunes en aquellos pacientes que han recibido altas dosis por un período largo de tiempo. Sin embargo, también se han descrito síntomas de abstinencia posteriormente al retiro de las benzodiazepinas tomadas continuamente en dosis terapéuticas, especialmente cuando el retiro es brusco. Ya que el riesgo de fenómenos de abstinencia y de rebote son mayores después de la interrupción brusca, el fármaco debe retirarse gradualmente.

Existe evidencia que se ha desarrollado tolerancia a los efectos sedativos de las benzodiazepinas.

AMPARAX puede tener un potencial de abuso, especialmente en pacientes con antecedentes de abuso de drogas/alcohol.

14.- REACCIONES ADVERSAS
Las reacciones adversas se clasifican según las siguientes categorías de frecuencia del Consejo para la Organización Internacional de Ciencias Médicas:

muy frecuentes:  >10%

frecuentes:  >1%

infrecuentes:  >0,1% y <1%

raras:  >0,01% y <0,1%

muy raras:  <0,01%

cuerpo como un todo


frecuencia no determinada

reacciones de hipersensibilidad,


reacciones analifactoideas, siadh,


hiponatremia, hipotermia.



frecuente

laxitud muscular, astenia.

cardiovascular 


frecuencia no determinada

hipotensión, baja en la presión arterial



digestivo 




infrecuente

 náusea

frecuencia no determinada

constipación, aumento de bilirrubina, ictericia, aumento en las transaminasas


hepáticas, aumento en las fosfatasas alcalinas

hematológico/linfatico




frecuencia no determinada

trombocitopenia, agranulocitosis,


pancitopenia.

sistema nervioso y sentidos especiales



frecuencia no determinada

efectos benzodiazepínicos del snc son dosis dependiente, en que  depresión del snc con mayor severidad se presenta con  dosis altas. síntomas extrapiramidales, temblor, vértigo, desordenes visuales, (incluyendo diplopia y visión borrosa), disartria/dificultad para hablar, cefaleas, convulsiones/ataques, amnesia, desinhibición, euforia, coma, ideas/intentos suicidas. reacciones paradójicas incluyendo ansiedad, agitación, excitación, hostilidad, agresión, rabia,  trastornos del sueño/insomnio, excitación sexual, alucinaciones.

muy frecuentes

sedación, fatiga, somnolencia.



frecuentes

ataxia, confusión, depresión,


desenmascaramiento de la depresión,


fatiga.



rara

cambios de la libido, impotencia,


orgasmos disminuidos



respiratorio 




frecuencia no determinada

depresión respiratoria, apnea, empeoramiento de la apnea del sueño (la extensión de la depresión respiratoria con benzodiazepinas es dosis dependiente, que ocurre con mayor severidad con dosis altas. empeoramiento de la enfermedad obstructiva pulmonar.



piel


frecuencia no determinada

reacciones alérgicas a la piel, alopecia


15.- SOBREDOSIS
En la experiencia de post marketing, la sobredosis con lorazepam ha ocurrido predominantemente en combinación con alcohol y/o con otras drogas.

SINTOMAS
La sobredosis de benzodiazepinas generalmente se manifiesta con distintos grados de depresión del sistema nervioso central que varían entre la somnolencia, confusión mental, letargia., disartria, ataxia, reacciones paradojales, depresión SNC , hipotensión, hipotonía, depresión respiratoria, depresión cardiovascular, coma y muerte.

TRATAMIENTO
Se recomiendan medidas de apoyo generales y sintomáticas; monitoreo de signos vitales:
Cuando hay riesgo de aspiración, no se recomienda la inducción de emesis.

El lavado gástrico se indica si se realiza rápido después de la ingesta o en pacientes sintomáticos. La administración de carbón activado puede también limitar la absorción de la droga.

El lorazepam se elimina escasamente en la diálisis. Lorazepam glucoronido, el metabolito activo, puede ser altamente dializable.

El antagonista de las benzodiazepinas, flumazenil, puede ser útil en pacientes hospitalizados como adyuvante para, no como un sustituto para, el manejo apropiado de la sobredosis de benzodiazepinas. El médico debe saber de un riesgo de ataque en asociación con el tratamiento de flumazenil, particularmente en usuarios de benzodiazepinas a largo plazo y en sobredosis de antidepresivos cíclicos.

16.- FARMACOLOGIA CLINICA
Amparax es una benzodiazepina. Tiene propiedades ansiolíticas, sedantes e hipnóticas.

El mecanismo de acción exacto de las benzodiazepinas aún no ha sido dilucidado, aunque parecería que actúan por varios mecanismos. Probablemente, las benzodizepinas ejercen su acción fijándose a receptores específicos en diversos puntos del sistema nervioso central, lo que potenciaría los efectos de la inhibición sináptica o presináptica mediada por el ácido gamma-aminobutírico o afectaría directamente los mecanismos de generación de potencial de acción.

17.- FARMACOCINÉTICA
Amparax se absorbe rápidamente y casi completamente cuando se administra por vía oral La concentración peak en el plasma se observa aproximadamente 2 horas después de la administración En el ser humano, la vida media de eliminación del lorazepam plasmático sin conjugar es de aproximadamente 12 a 16 horas.
En concentraciones clínicamente significativas, el lorazepam se fija a las proteínas plasmáticas en un 90%. Los niveles plasmáticos del lorazepam son proporcionales a la dosis administrada.
No se ha observado una acumulación excesiva del fármaco después de la administración de dosis múltiples en personas sanas.
La vía metabólica principal del lorazepam es la conjugación con el ácido glucurónico, que forma un glucurónido inactivo. El lorazepam no tiene metabolitos activos. Entre el 70 y el 75 por ciento de la dosis se excreta en forma de glucurónido en la orina. El lorazepam no se hidroxila en grado significativo, ni tampoco sirve de substrato de las enzimas N-desalquilantes del sistema citocromo P450.
La edad no afecta la cinética del lorazepam en forma clínicamente significativa. En un estudio, se describió una disminución estadísticamente significativa de la depuración total en las personas de edad, pero la vida media de eliminación no fue afectada significativamente15. No se describieron cambios en la depuración del lorazepam en pacientes con insuficiencia hepática entre leve y moderada (p.ej.: hepatitis, cirrosis alcohólica). En estudios farmacocinéticos de dosis única en pacientes con una gama de insuficiencia renal de leve a severa no se describieron cambios signficativos de la absorción, depuración o excreción del lorazepam. La eliminación del metabolito glucurónido inactivo estaba reducida significativamente. En un estudio en 2 pacientes con insuficiencia renal crónica sometidos a administración subcrónica, se describió una disminución de la eliminación del lorazepam, con una prolongacióbn concomitante de la vida media.
La hemodiálisis no tuvo un efecto significativo sobre la farmacocinética del lorazepam intacto, pero extrajo el glucurónido inactivo del plasma substancialmente.

18.- INFORMACIÓN DE SEGURIDAD PRECLINICA
CARCINOGENESIS, MUTAGENESIS, DISMINUCION DE LA FERTILIDAD

No se documentaron indicios de potencial carcinogénico en ratas o ratones durante un estudio de 18 meses de duración con lorazepam oral. Un estudio de la actividad mutagénica del lorazepam sobre la Drosophila melanogaster reveló que este agente no poseía actividad mutagénica Se efectuó un estudio de preimplantación en ratas tratadas con lorazepam oral en dosis de 20 mg/kg y no se observó ninguna alteración de la fertilidad.

19.- ALMACENAMIENTO Y DURACION
Almacenamiento:
Consérvese a temperatura ambiente controlada en envases. Mantenga los frascos bien cerrados y fuera del alcance de los niños. Duración: 60 meses

20.-INGREDIENTES
 Ingredientes inactivos (fórmula maestra): Celulosa microcristalina, FN; polacrilina potásica, FN; estearato de magnesio, FN/FB; lactosa, FN; Azul FD&C No2 (tableta de 0,5 mg); Amarillo FD&C No5

21.- PRESENTACION
Envase x 20 tabletas de 1 mg
Envase x 20 tabletas de 2 mg

Acción Farmacológica
Tranquilizante Menor
Ansiolítico
Principo Activo
Lorazepam
Patologías
Ansiedad
Observaciones
 
Laboratorio : WYETH INC. 
Obispo Arturo Espinoza Campos Nº 2526 
Macul 
463 5600 
463 5710 
wychile@wyeth.com 
www.wyeth.com
   
 

 
.