Home / Productos / Laboratorios / Patologías / Principios Activos / Acción Farmacológica

 
 
Home / Vademécum / Productos

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z @
   
 
 
Producto : BONVIVA 
Descripción

COMPOSICIÓN
Cada comprimido contiene…150 mg de ácido ibandrónico.

PROPIEDADES FARMACOLÓGICAS
Propiedades farmacodinámicas.
La acción farmacodinámica del ácido ibandrónico consiste en la inhibición de la reabsorción ósea. In vivo, el ácido ibandrónico previene la destrucción ósea inducida experimentalmente pro bloqueo de la función gonadal, retinoides, tumores o extractos tumorales. En las ratast jóvenes (en crecimiento rápido), inhibe también la reabsorción ósea endógena, lo cual lleva a un aumento de la masa ósea en comparación con los animales no tratados. Los modelos animales confirman que el ácido ibandrónico es un inhibidor muy potente de la actividad osteoclástica. En las ratas en fase de crecimiento no se han observado indicios de alteración de la mineralización ni siquiera en dosis 5.000 veces superiores a la dosis necesaria para el tratamiento de la osteoporosis. La gran potencia y el amplio margen terapéutico el ácido ibandrónico permiten mayor flexibilidad de las pautas posológicas, así como la posibilidad de instaurar un tratamiento intermitente con dosis relativamente bajas e intervalos prolongados sin medicación. La administración prolongada diaria o intermitente (con largos intervalos sin medicación) a ratas, perros y monos se asoció con la formación de tejido óseo nuevo de calidad normal y/o aumento de la resistencia mecánica incluso con dosis superiores a las previstas para el uso terapéutico, también dentro del intervalo tóxico. En la especie humana, la eficacia de la administración de ácido ibandrónico diaria o intermitente con un intervalo sin medicación de 9-10 semanas se confirmó en un estudio clínico (MF 4411) en el que Bonviva demostró su eficacia contra las fracturas. Tanto la administración diaria como intermitente (con un intervalo de 9 ó 10 semanas sin medicación por trimestre) de Bonviva por vía oral en mujeres posmenopáusicas produjo cambios bioquímicos indicativos de inhibición (dependiente de la dosis) de la resorción ósea, como disminución de los marcadores bioquímicos urinarios de la degradación del colágeno óseo. Tras suspender el tratamiento se aprecia un regreso a los valores patológicos preterapéuticos de elevación de la resorción ósea característicos de la osteoporosis posmenopáusica. En un estudio de fase I de bioequivalencia en 72 mujeres posmenopáusicas tratadas con cuatro dosis de 150 mg por vía oral cada 28 días, se observó inhibición del CTX en suero tras la primera dosis después de sólo 24 horas desde la administración (mediana de inhibición: 28%), registrándose la inhibición máxima (mediana: 69%) 6 días después. Tras la tercera y cuarta dosis, la mediana de la inhibición a los 6 días de la administración fue del 74%, descendiendo a una mediana de inhibición del 56% al cabo de 28 días de la cuarta dosis. Sin ninguna dosis más, se produce una pérdida de la supresión de marcadores bioquímicos de la resorción ósea. Mecanismo de acción. El ácido ibandrónico es un bisfosfonato muy potente perteneciente al grupo de los bisfosfonatos nitrogenados, que actúa sobre el tejido óseo e inhibe de forma específica la actividad osteoclástica, sin interferir con el reclutamiento de los osteoclastos. La acción selectiva del ácido ibandrónico sobre el tejido óseo obedece a su elevada afinidad por la hidroxiapatita, que constituye la matriz mineral ósea. El ácido ibandrónico reduce la resorción ósea, sin afectar directamente a la formación de tejido óseo. En las mujeres posmenopáusicas, disminuye el recambio óseo acelerado hacia niveles premenopáusicos, con lo que reproduce una ganancia neta progresiva de masa ósea. La administración diaria o intermitente de ácido ibandrónico disminuye la resorción ósea, con disminución de las concentraciones séricas y urinarias de los marcadores bioquímicos de recambio óseo, aumento de la densidad mineral ósea (DMO) y descenso de la incidencia de fracturas.

FARMACOCINÉTICA Los efectos farmacológicos del ácido ibandrónico no guardan una relación directa con sus concentraciones plasmáticas. Así se ha demostrado en diversos estudios realizados tanto con animales como en el ser humano, en los cuales se demostró una eficacia equivalente del ácido ibandrónico en administración tanto diaria como intermitente, con un intervalo de descanso farmacológico de varias semanas (6 semanas como mínimo en las ratas; 11 semanas como mínimo en los perros; 30 días como mínimo en los monos; 9.5 semanas como mínimo en las personas), siempre y cuando se administrara la misma dosis total durante este período. Absorción. Tras su administración, el ácido ibandrónico se absorbe rápidamente en el tubo digestivo superior. La concentración plasmática aumenta proporcionalmente hasta la dosis de 50mg por vía oral, siendo su aumento más que proporcional por encima de esta dosis. Las concentraciones plasmáticas máximas observadas se alcanzaron entre 0.5 y 2 h (mediana: 1 h) después de la dosis en ayunas. La biodisponibilidad absoluta fue de un 0.6%. El grado de absorción disminuye cuando el ácido ibandrónico se administra con los alimentos sólidos o líquidos (excepto el agua sola). Cuando el ácido ibandrónico se administra con un desayuno normal, su biodisponibilidad disminuye en un 90% con respecto a la descrita en ayunas. No se aprecia ninguna disminución importante de la biodisponibilidad si el ácido ibandrónico se administra al menos 60 minutos antes de una comida. Tanto la biodisponibilidad como el aumento de la DMO disminuyen cuando se administra un alimento sólido o líquido menos de 60 minutos después de la dosis de Bonviva. Las concentraciones plasmáticas de ácido ibandrónico son proporcionales a la dosis administrada hasta una dosis de 50mg. Distribución. Tras la exposición sistémica inicial, el ácido ibandrónico se una rápidamente al hueso o se elimina con la orina. En el ser humano, el volumen terminal aparente de distribución es de 90 como mínimo, y la cantidad de fármaco que llega al tejido óseo se calcula en un 40-50% de la dosis circulante. La fijación a las proteínas plasmáticas es escasa (aprox. 85% en concentraciones terapéuticas), de modo que el riesgo de interacciones farmacológicas por desplazamiento es pequeño. Metabolismo. No hay indicios de que el ácido ibandrónico se metabolice en los animales o en el ser humano. Eliminación. La fracción absorbida de ácido ibandrónico desaparece de la circulación por absorción ósea (40-50%), y el resto se elimina de forma inalterada por lo riñones. La fracción no absorbida de ácido ibandrónico se elimina de forma inalterada con las heces. Se ha observado un amplio intervalo de valores de semivida aparentes de eliminación, según la dosis y la sensibilidad del análisis utilizado, pero la semivida terminal aparente suele situarse entre las 10 h y las 72 h. Las concentraciones plasmáticas iniciales descienden hasta llegar a un 10% de los valores máximos en un plazo de 3h, tras la administración intravenosa, u 8 h, tras la administración oral. El aclaramiento total del ácido ibandrónico es bajo, con valores medios que oscilan entre 84 y los 160 ml/min. El aclaramiento renal (aprox. 60 ml/min en las mujeres sanas posmenopáusicas), que representa entre el 50% y el 60% del aclaramiento total, está relacionado con el aclaramiento de la creatinina. La diferencia existente entre el aclaramiento renal y total aparente se considera atribuible a la captación ósea.

POBLACIONES ESPECIALES
 Sexo
. La biodisponibilidad y la farmacocinética del ácido ibandrónico son semejantes en los hombres y en las mujeres.
Raza. No existen indicios de diferencias interétnicas de trascendencia clínica entre los asiáticos y las personas de raza blanca en cuanto a la disposición del ácido ibandrónico. Los datos disponibles en pacientes de raza negra son muy escasos. Pacientes con insuficiencia renal. El aclaramiento renal del ácido ibandrónico guarda una relación lineal con el aclaramiento de la creatinina (CIcr) en pacientes con diversos grados de insuficiencia renal. No es necesario ajustar la dosis en las pacientes con insuficiencia renal o hepática leve o moderada (CIcr = 30 ml/min), como se puso de manifiesto en el estudio BM 16549, en el que la mayoría de las pacientes pertenecían a estas categorías. Las personas con insuficiencia renal grave (CIcr < 30 ml/min) tratadas con 10 mg diarios de ácido ibandrónico por vía oral durante 21 días, presentaron concentraciones plasmáticas entre 2 y 3 veces mayores que las personas con normofunción renal (aclaramiento total = 129 ml/min). El aclaramiento total del ácido ibandrónico se redujo a 44 ml/min en las personas con insuficiencia renal grave. Tras la administración de 0.5 mg por vía i.v., las cifras de aclaramiento disminuyeron un 67% (aclaramiento total), un 77% (aclaramiento renal) y un 50% (aclaramiento extrarrenal) en las personas con insuficiencia renal grave. El consiguiente aumento de la exposición, sin embargo, no se asoció a una reducción de la tolerabilidad. Pacientes con insuficiencia hepática. No existen datos farmacocinéticas disponibles para las pacientes con insuficiencia hepática. El hígado no desempeña ninguna función importante en el aclaramiento del ácido ibandrónico, que no se metaboliza, sino que desaparece de la sangre mediante secreción renal y captación ósea. Por lo tanto, no es necesario ajustar la dosis en las pacientes con insuficiencia hepática. Además, dado que la fijación del ácido ibandrónico a las proteínas plasmáticas es baja en concentraciones terapéuticas (85%), es poco probable que la hipoproteinemia de las hepatopatías graves pueda dar lugar a aumentos de la concentración plasmática con trascendencia clínica.
Ancianos. En un análisis estadístico multifactorial, la edad no fue un factor independiente para ninguna de las variables farmacocinéticas estudiadas. Dado que la función renal disminuye con la edad, tal es el único factor que debe tomarse en consideración. Niños. No existen datos sobre el uso de Bonviva en niños y adolescentes menores de 18 años.
 
INDICACIONES Bonviva 150 mg está indicado para el tratamiento y prevención de la osteoporosis posmenopáusica.

CONTRAINDICACIONES Bonviva está contraindicado en pacientes con antecedentes de alergia al ácido ibandrónico o cualquiera de los excipientes. Hipocalcemia no corregida.

ADVERTENCIAS Y PRECAUCIONES ESPECIALES Antes de iniciar el tratamiento con Bonviva es preciso corregir la hipocalcemia y otros trastornos del metabolismo óseo y mineral. En todas las pacientes es importante que el consumo de calcio y vitamina D sea suficiente. Los bisfosfonatos se han asociado a disfagia, esofagitis y úlceras esfágicas o gástricas. Por lo tanto, se recomienda que las pacientes presten especial atención a las instrucciones posológicas. Los médicos deben estar atentos a signos o síntomas indicativos de una posible reacción esofágica durante el tratamiento; además, debe advertirse a las pacientes de la necesidad de suspender el tratamiento con Bonviva y solicitar asistencia médica si presentan síntomas de irritación esofágica. Dado que los AINE se asocian también a irritación gastrointestinal, deben extremarse las precauciones a cuando se administren de forma simultánea con Bonviva. Dado a la limitada experiencia clínica no se recomienda el uso de Bonviva en pacientes con aclaración de creatinina inferior a 30mg/min. Se ha descrito osteonecrosis de la mandíbula en pacientes tratados con bisfosfonatos. La mayoría eran pacientes con cáncer sometidos a procedimientos dentales, pero en algunos casos se trataba e pacientes con osteoporosis posmenopáusica u otros diagnósticos. Entre los factores de riesgo conocidos se hallan el diagnóstico de cáncer, tratamientos concomitantes (por ej. quimioterapia, radioterapia, corticosteroides) y trastornos de comorbilidad (por ej. anemia, coagulopatía, infección, enfermedad dental preexistente). Los casos notificados han sido en su mayor parte de pacientes tratados con bisfosfonatos por vía intravenosa, pero en algunos casos la vía de administración fue la oral. En los pacientes que experimenten osteonecrosis de la mandíbula (ONM) durante el tratamiento con bisfosfonatos, la cirugía dental puede empeorar su estado. Para los pacientes que requieran procedimiento dental, no existen datos que indiquen se la suspensión del tratamiento con bisfosfonatos reduce el riesgo de ONM. El juicio clínico del médico debe guiarle en su actuación terapéutica con cada paciente de acuerdo con la valoración individual del balance de riesgos y beneficios.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y OTRAS Alimentos. Los productos que contienen calcio y otros cationes multivalentes (ej. aluminio, magnesio, hierro), como la leche y otros alimentos, pueden interferir con la absorción de Bonviva, según se ha observado en los estudios con animales. Por lo tanto, la ingestión de tales productos o alimentos debe separarse al menos 60 minutos desde la última administración oral. Farmacológicas. Es probable que los suplementos de calcio, los antiácidos y algunos medicamentos orales que contienen cationes multivalentes (ej. aluminio, magnesio, hierro) puedan interferir con la absorción de Bonviva. Por lo tanto, las pacientes deben esperar 60 minutos después de haber ingerido Bonviva antes de ingerir otros medicamentos orales. En los estudios de interacciones en mujeres posmenopáusicas no se han descrito interacciones con el tamoxifeno ni con la estrogenoterapia sustitutiva. Tampoco se han observado interacciones con la administración sumultánea de Bonviva y melfalano/prednisolona en pacientes con mieloma múltiple. En voluntarios sanos de sexo masculino y mujeres posmenopáusicas, la ranitidina i.v. aumentó la biodisponibilidad del ácido ibandrónico en torno al 20%, probablemente como resultado de la disminución de la acidez gástrica. En cualquier caso, y dado que este aumento se halla dentro de los límites normales de biodisponibilidad del ácido ibandrónico, no se considera necesario ajustar la dosis de Bonviva cuando se asocie a los antihistamínicos H2 u otros fármacos que elevan el pH gástrico. En relación con la disposición, no se considera probable ninguna interacción de trascendencia clínica, puesto que el ácido ibandrónico no inhibe las principales enzimas hepáticas humanas del sistema P450, y tampoco induce dicho sistema enzimático en las ratas. Además, la fijación a las proteínas plasmáticas es baja en concentraciones terapéuticas, de modo que parece poco probable que el ácido ibandrónico desplace a otros fármacos. El ácido ibandrónico se elimina exclusivamente pro excreción renal y no sufre ningún tipo de biotransformación. Según parece, la vía de secreción no incluye los conocidos sistemas de transporte ácido o básico implicadas en la excreción de otros fármacos. En un estudio de un año en mujeres posmenopáusicas con osteoporosis (BM 16549), la incidencia de reacciones en el tuvo digestivo superior en las pacientes que tomaban simultáneamente ácido acetilsalicílico (Aspirina) o AINE fue similar a la registrada en las pacientes tratadas con Bonviva en una dosis de 2.5 mg diarios o de 150 mg un a vez al mes. De las más de 1.500 pacientes participantes en el estudio BM 16549, en el que se comparaba la administración mensual con la diaria de ácido ibandrónico, el 14% de ellas utilizaba antihistamínicos (antagonistas de los receptores H2) o inhibidores de la bomba de protones. En estas pacientes, la incidencia de reacciones en el tubo digestivo superior entre las tratadas con Bonviva en una dosis mensual de 150 mg fue similar a la observada entre las que recibieron 2.5 mg diarios de Bonviva.

EMBARAZO Y LACTANCIA Bonviva no debe administrarse durante el embarazo o la lactancia. Embarazo. Los estudios en ratas han revelado cierta toxicidad sobre la función reproductiva. Los efectos adversos del ácido ibandrónico en los estudios de toxicidad reproductiva con ratas fueron idénticos a los observados con los bisfosfonatos como grupo terapéutico. Entre ellos se cuentan la disminución del número de sitios de implantación, la interferencia con el parto natural (distocia), y el aumento de las variaciones viscerales (síndrome ureteropielorrenal). No se han realizado estudios específicos con el régimen de administración mensual. No existe experiencia clínica sobre el uso de Bonviva en mujeres embarazadas. Lactancia. En las ratas lactantes tratadas con 0.08 mg/kg/d de ácido ibandrónico por vía i.v., la concentración máxima de ácido ibandrónico en la leche materna fue de 8.1 ng/ml, en las 2 primeras horas tras la administración i.v. Al cabo de 24 h, la concentración en la leche es semejante a la concentración plasmática, y corresponde a un 5% aproximadamente de la concentración medida a las 2h de la dosis. Se ignora si Bonviva pasa a la leche materna humana.

REACCIONES ADVERSAS Experiencia adquirida en los estudios clínicos. La seguridad de Bonviva en una dosis diaria de 2.5 mg se evaluó en 1.251 pacientes de 4 estudios clínicos controlados con placebo; el 73% de ellas procedía del estudio fundamental de tratamiento de tres años (MF 4411). En todos estos estudios, el perfil global de la seguridad de Bonviva en una dosis diaria de 2.5 mg fue similar al registrado con placebo. La proporcional global de pacientes con reacciones adversas, es decir, acontecimientos adversos posibles o probablemente relacionados con la medicación en estudio, fue del 19.8% y el 17.9% respectivamente, con Bonviva y placebo en el estudio fundamental de tratamiento (MF 4411). La tabla 1 recoge las reacciones adversas observadas en más del 1% de las pacientes tratadas con Bonviva en una dosis mensual de 150 mg o una dosis diaria de 2.5 mg en el estudio de un año de duración (BM 16549), así como en las pacientes tratadas con Bonviva en una dosis diaria de 2.5 mg en el estudio de tres años sobre las fracturas (MF 4411). La tabla muestra las reacciones adversas de los dos estudios que tuvieron una incidencia mayor que la registrada en las pacientes que habían recibido placebo en el estudio MF 4411).

Tabla 1. Reacciones adversas más frecuentes (> 1/100, = 1/10) en el estudio fase III de la osteoporosis BM 16549 (de un año) y en el estudio de fase III de eficacia contra las fracturas MF 4411 (de tres años) que el investigador consideró posible o probablemente relacionadas con el tratamiento.



estudio de un año (bm 16549)

estudio de tres años (bm 4411)

grupo sistémico/ reaccción adversa

bonviva 150 mg una vez  al mes

(n = 396) (%)

bonviva 2.5 mg al día

(n = 395) (%)

bonviva 2.5 mg al día

(n = 977) (%)

placebo


(n = 975) (%)

tubo digestivo





dispepsia

3,3

5,8

4,3

2,9

náuseas

3,3

3,5

1,8

2,3

dolor abdominal

3,5

2,8

2,1

2,9

diarrea

2,5

1,8

1,4

1,0

sistema nervioso





cefalea

0,8

1,5

0,8

0,6

trastornos generales





enfermedad de tipo gripal *

3,3

0,3

0,3

0,2

aparato locomotor





mialgia

1,5

0,3

1,8

0,8

trastornos de la piel





erupción

0,8

1.0

1,2

0,7


* Se notificaron síntomas de tipo gripal transitorios con Bonviva en una dosis mensual de 150mg, habitualmente tras la primera dosis. Por lo general, estos síntomas fueron de corta duración, leves o moderados, y se resolvieron durante la prosecución del tratamiento sin necesidad de otras medidas. En el estudio de tratamiento con una dosis al mes se incluyó a pacientes con antecedentes de enfermedad gastrointestinal, incluida úlcera péptica sin hemorragia reciente u hospitalización, y a pacientes con dispepsia o reflujo controlados con medicación. En estas pacientes, entre el régimen de una dosis mensual de 150 mg y el de una dosis diaria de 2.5 mg no hubo diferencias en la incidencia de reacciones en el tubo digestivo superior. Alteraciones analíticas. En el estudio fundamental de tres años con Bonviva en una dosis diaria de 2.5 mg (MF 4411) no hubo diferencias con el grupo de placebo en cuanto a alteraciones analíticas indicativas de disfunción hepática o renal, trastornos hematológicos, hipoclacemia e hipofosfatemia. De igual modo, no se registraron diferencias entre los grupos en el estudio de un año de duración.

POSOLOGÍA y ADMINISTRACIÓN La dosis recomendada de Bonviva para el tratamiento es de un comprimido recubierto de 150mg una vez al mes. Los comprimidos deben tomarse en el mismo día de cada mes. Bonviva debe administrarse al menos 60 minutos antes del primer alimento sólido o líquido (sin contar el agua) del día o cualquier otra medicación oral (incluidos los suplementos de calcio). - Los comprimidos deben tragarse enteros acompañados de un vaso de agua sola, estando el paciente en posición erecta, ya sea sentado o de pie. Los pacientes no deben acostarse hasta 60 minutos después de haber ingerido Bonviva. - El agua sola es la única bebida que puede tomarse con Bonviva. Adviértase que ciertas aguas minerales pueden tener concentraciones elevadas de calcio y, por lo tanto, no deben utilizarse. - Los comprimidos no deben masticarse ni chuparse, dado el riesgo que se produzcan úlceras bucofaríngeas. Los pacientes deben recibir suplementos de calcio o vitamina D si el consumo de estas sustancias a con la alimentación resulta insuficiente. Se debe instruir a las pacientes para que, si olvidan una dosis mensual, tomen un comprimido de Bonviva de 150 mg en la mañana siguiente de acordarse, salvo que el número de días hasta la siguiente dosis prevista (programada) sea de 7 o menor. La dosis mensual siguiente debe ser tomada de nuevo el día previsto originalmente. Si el número de días hasta la siguiente dosis prevista es de 7 o menor, las pacientes deben esperar hasta la dosis siguiente y seguir después tomando un comprimido al mes según el plan original. Las pacientes no deben tomar dos comprimidos de 150 mg en una misma semana.

CONSERVACIÓN Este medicamento no debe utilizarse después de la fecha de caducidad, indicada con EXP en el envase. No conservar a una temperatura superior a 30°C.

PRESENTACIÓN Envase con 1 comprimido recubierto de 150 mg.

Acción Farmacológica
Inhibidor Selectivo de la Resorción Osea Mediada por Osteoclastos
Principo Activo
Ácido Ibandrónico
Patologías
Osteoporosis
Observaciones
 
Laboratorio : ROCHE CHILE LTDA. 
Av. Quilín 3750 
Macul 
441 3200 
221 0148 
yanina.escobar@roche.com 
www.roche.cl
   
 

 
.