Home / Productos / Laboratorios / Patologías / Principios Activos / Acción Farmacológica

 
 
Home / Vademécum / Productos

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z @
   
 
 
Producto : BI-EUGLUCON-M 
Descripción

COMPOSICIÓN
Cada comprimido de Bi-Euglucon contiene:
• glibenclamida 2.5 mg / metformina 500 mg, ó
• glibenclamida 5 mg / metformina 500 mg.

PROPIEDADES
Mecanismos de Acción:
Los mecanismos de acción de los antidiabéticos orales contenidos en Bi-Euglucon M, glibenclamida y metformina son complementarios en el control de la glicemia. La Glibenclamida reduce la glicemia estimulando la secreción de insulina del páncreas, efecto que depende del estado de funcionalidad de las células ƒÒ del páncreas. El efecto reductor de la glicemia persiste con la administración crónica, a pesar de una declinación gradual al efecto estimulante del fármaco a secretar insulina. Se estima que ello puede obedecer a efectos extra pancreáticos de las sulfonilureas en su mecanismo de acción. El clorhidrato de metformina es un agente antidiabético oral que mejora la tolerancia a la glucosa en pacientes con diabetes tipo 2 mediante reducción de la glicemia basal y postprandial. La metformina disminuye la producción hepática de glucosa y la absorción intestinal de la glucosa de los alimentos, al paso que mejora la sensibilidad a la insulina al aumentar la captación y utilización de la glucosa en los tejidos periféricos. La metformina no produce hipoglicemia. Bi-Euglucon M a través de sus componentes, actúa en las alteraciones metabólicas primordiales de la diabetes tipo 2: Disminuye el déficit de insulina existente, reduce la oferta de glucosa y mejora la acción de la insulina disponible a nivel periférico, efecto que se traduce en una reducción de la resistencia a la insulina. La acción simultánea de estos mecanismos de acción determina un efecto metabólico sinérgico en el control glicémico del paciente diabético. En estudios clínicos doble ciego comparativos, los efectos sobre el control glicémico de la asociación glibenclamida-metformina (Bi-Euglucon M) fueron significativamente superiores al obtenido con dosis máximas de glibenclamida o metformina en monoterapia. Utilizado en tratamiento de primera línea en diabéticos nunca antes tratados con fármacos, los mayores efectos de la combinación versus la monoterapia, se obtuvieron con concentraciones de glibenclamida y metformina equivalentes a la mitad y a la tercera parte de las monoterapias individuales respectivas. Usado en terapia de segunda línea, en pacientes que ya no responden a la monoterapia con glibenclamida o metformina, Bi-Euglucon M, disminuye significativamente la glicemia en ayunas y el porcentaje de hemoglobina glicosilada. En los pacientes tratados con glibenclamida o metformina en monoterapia, dichos parámetros tienden a aumentar. Sobre los lípidos sanguíneos Bi-Euglucon M reproduce los efectos de la metformina, aumenta levemente el colesterol HDL y reduce en bajo porcentaje el colesterol LDL; mantiene los efectos pro-fibrinolíticos de la metformina; en el peso corporal induce un leve aumento de peso, aunque muy inferior al que provoca la glibenclamida en monoterapia.

FARMACOCINÉTICA Los parámetros farmacocinéticos individuales de la glibenclamida y metformina presentes en Bi-Euglucon M no son diferentes a los de estos fármacos administrados separadamente. La biodisponibilidad de la glibenclamida está levemente aumentada en Bi-Euglucon M; la de metformina no cambia. La alimentación acorta el tiempo de absorción de la glibenclamida pero no modifica el de la metformina. En función de sus componentes, los parámetros farmacocinéticos de Bi-Euglucon M son los siguientes:
Absorción y Biodisponibilidad
 • Glibenclamida: Alta absorción a la hora; alcanza niveles sanguíneos máximos alrededor de las 4 horas y niveles casi no detectables a las 24 horas. Los promedios de los niveles sanguíneos de la glibenclamida reflejados bajo los parámetros de área bajo la curva, aumentan en proporción al aumento de la dosis.
 • Metformina: Su biodisponibilidad absoluta en ayunas es de un 50 a 60%. Hay una falta de proporcionalidad de la biodisponibilidad con el incremento de las dosis; que se debe más bien a una reducción de la absorción con las dosis más altas. Los alimentos retardan la absorción de metformina hasta un 40%.
DistribuciónGlibenclamida: Las sulfonilureas se unen extensamente a las proteínas del plasma Pueden ser desplazadas de esta unión por otros fármacos, lo que aumenta su acción hipoglicemiante. Drogas ácidas (pKa ácido) como fenilbutazona, warfarina y salicilatos desplazan a otras sulfonilureas de su unión iónica en mucho mayor grado que a la glibenclamida cuya unión es no iónica.
Metformina: Se une escasamente a las proteínas del plasma. Con los esquemas posológicos usuales, el estado estacionario en los niveles sanguíneos se alcanza entre las 24 a 48 horas de su administración; los niveles sanguíneos son, generalmente, inferiores a 1 ƒÝg/ml y no exceden los 5 ƒÝg/ml en dosis máxima.
Metabolismo y Eliminación
• Glibenclamida:
Sus niveles sanguíneos disminuyen en forma bifásica, con una vida media de eliminación de 10 horas. Se metaboliza completamente en 2 metabolitos de insignificante acción hipoglicemiante que se excretan 50% vía biliar y 50% por vía renal. Esta doble vía de excreción es radicalmente distinta a las restantes sulfonilureas que se excretan esencialmente por vía renal y representa una ventaja en diabéticos con deterioro de la función renal.
 • Metformina: No experimenta metabolismo hepático ni se excreta por la bilis. Se excreta vía renal en forma inalterada. Su eliminación renal se realiza principalmente mediante secreción tubular. Tras una dosis oral, un 90% de la droga se elimina dentro de las primeras 24 horas con una vida media de eliminación plasmática de 6.2 horas.

Poblaciones Especiales Existiendo función renal normal, no hay diferencias en la farmacocinética de la metformina en sujetos no diabéticos o en diabéticos tipo 2 y no hay acumulación en ninguno de los grupos a las dosis terapéuticas usuales. No se han realizado estudios farmacocinéticos en pacientes con insuficiencia hepática para glibenclamida o metformina. No se dispone de información sobre la farmacocinética de la glibenclamida en pacientes con insuficiencia renal. En pacientes con función renal disminuida, se prolonga la vida media de la metformina y su clearance renal disminuye en proporción al descenso del clearance de creatinina Ancianos: No hay información sobre la farmacocinética de la glibenclamida en pacientes ancianos. El clearence renal de la metformina está disminuido en ancianos, la vida media está prolongada y la concentración plasmática máxima aumentada. Niños: No se dispone de datos farmacocinéticos en pacientes pediátricos para glibenclamida o metformina.

INDICACIONES Bi-Euglucon M está indicado como terapia de segunda línea cuando la dieta, el ejercicio y el tratamiento inicial con una Sulfonilurea o Metformina no permiten alcanzar un control glicémico adecuado en pacientes con Diabetes Tipo 2.

CONTRAINDICACIONES Las siguientes condiciones contraindican el uso de Bi-Euglucon M:
1) Enfermedad renal con insuficiencia renal (ej. niveles de creatinina plasmática „d 1.5 mg / 100 ml en hombres y „d 1.4 mg / 100 ml en mujeres; alteraciones que también pueden observarse en colapso cardiovascular (shock), infarto agudo del miocardio y septicemia (ver Advertencias y Precauciones).
2) Insuficiencia cardíaca congestiva en tratamiento farmacológico.
3) Hipersensibilidad conocida a metformina o glibenclamida.
4) Acidosis metabólica aguda o crónica, incluida la ketoacidosis diabética con o sin coma.
La ketoacidosis diabética debe tratarse con insulina. Debe discontinuarse temporalmente el tratamiento en pacientes que requieran medios de contraste yodados de administración intravenosa en la medida que estos productos pueden producir una alteración aguda de la función renal.


evento adverso

número (%) de pacientes

placebo

n=161

glibenclamida

n=324

metformina

n=312

bi-euglucon m

n=642

infección vías respiratorias superiores

22 (13.7)

57 (17.6)

51 (16.3)

111 (17.3)

diarrea

9 (5.6)

20 (6.2)

64 (20.5)

109 (17.0)

cefalea

17 (10.6)

37 (11.4)

29 (9.3)

57 (8.9)

náusea/vómito

10 (6.2)

17 (5.2)

38 (12.2)

49 (7.6)

dolor abdominal

6 (3.7)

10 (3.1)

25 (8.0)

44 (6.9)

mareos

7 (4.3)

18 (5.6)

12 (3.8)

35 (5.5)


EFECTOS SECUNDARIOS
Bi-Euglucon: Los eventos secundarios más frecuentes observados con Bi-Euglucon M son: diarrea, cefalea, náuseas/vómito, dolor abdominal y mareos. Según estas estadísticas los eventos adversos de Bi-Euglucon M superiores al placebo son únicamente los trastornos digestivos.
En los estudios clínicos menos del 2% de los pacientes discontinuaron el tratamiento con Bi-Euglucon M por causa de efectos adversos gastrointestinales. No se registraron episodios hipoglicémicos en los estudios clínicos con Bi-Euglucon M que necesitaran intervención médica o terapia específica; los pocos eventos observados fueron manejados por los propios pacientes. No obstante, se reportaron síntomas de hipoglicemia del tipo de mareos, sudoración, sensación de hambre y agitación en pacientes tratados con la formulación con más alto contenido de glibenclamida y metformina (2.5 mg/500 mg); así como en los pacientes con hemoglobina glicosilada inferior a 7%. En los pacientes con HbA1c entre 7 y 8%; estos síntomas fueron menores y en los pacientes con HbA1c mayor del 8% el número de síntomas hipoglicémicos fue semejante al placebo y a los producidos por metformina sola. En los pacientes tratados con Bi-Euglucon M (2.5 mg/ 500mg) y con niveles de hemoglobina HbA1c entre 8 y 11%, la frecuencia de síntomas hipoglicémicos fue de 30 - 35%. Un 6.8% de pacientes tratados con Bi-Euglucon M, como terapia de segunda línea, experimentaron síntomas de hipoglicemia (Ver Precauciones).

ADVERTENCIAS Y PRECAUCIONES Metformina Advertencia: Acidosis Láctica: Metformina puede causar ó favorecer el inicio de una acidosis láctica, complicación metabólica muy rara pero de riesgo fatal en la ausencia de un rápido tratamiento. La incidencia de ésta puede y deber ser reducida con un cuidadoso monitoreo de los factores de riesgo. Circunstanciales: la insuficiencia renal aguda orgánica ó funcional juega un papel predominante, explicando que la acumulación de la Metformina es por carencia de excreción urinaria. Diabetes deficientemente controlada, cetosis, ayuno prolongado, alcoholismo, insuficiencia hepatocelular y cualquier condición hipóxica son factores que predisponen. Signos de peligro: si se presentan calambres musculares acompañados de desórdenes digestivos, dolor abdominal, astenia severa en pacientes en tratamiento, debe ser alertado de inmediato el médico. Un nivel elevado de lactato sanguíneo, acompañado de un aumento de creatinina sérica, requiere una suspensión del tratamiento. Nota: las muestras para análisis de los niveles de lactato sanguíneo debe ser tomadas en descanso, sin torniquete y analizados inmediatamente ó transportados con hielo. Diagnóstico: La acidosis láctica se caracteriza por disnea acidótica, dolor abdominal, hipotermia y coma. Los exámenes de laboratorio muestran una caída del pH sanguíneo, un aumento de niveles de lactato sanguíneo mayores de 5 mmol/l y una elevación en la relación lactato/piruvato. En cualquier caso donde se sospecha acidosis metabólica metformina debe ser suspendida y al pacientes ingresarlo a un hospital de urgencia. En Francia la incidencia de acidosis láctica en diabéticos tratados con metformina es de 1 caso en 40.000 pacientes al año.
 
PRECAUCIONES GENERALES Hipoglicemia: El empleo de Bi-Euglucon M puede llevar a hipoglicemia o síntomas hipoglicémicos. En su prevención son importantes la selección del paciente, la posología adecuada y las instrucciones al paciente. El riesgo de hipoglicemia aumenta con una ingestión calórica deficiente, ejercicio físico excesivo no compensado con suplementos calóricos, o por el uso de otros hipoglicemiantes o alcohol. La insuficiencia renal o hepática puede aumentar los niveles de glibenclamida y metformina; la insuficiencia hepática puede disminuir la actividad gluconeogénica, factores todos que aumentan el riesgo de reacciones hipoglicémicas. Pacientes ancianos debilitados o pacientes desnutridos y alcohólicos crónicos son especialmente susceptibles a efectos hipoglicémicos. Metformina: Monitoreo de la función renal: se sabe que la metformina se excreta principalmente por los riñones; el riesgo de acumulación y de acidosis láctica aumenta con el grado de menoscabo de la función renal. Así, los pacientes con niveles de creatinina plasmática superiores al límite normal alto para la edad, no deberían recibir Bi-Euglucon M. En pacientes con edad avanzada, el medicamento debe también ser cuidadosamente titulado para establecer la mínima dosis que produzca un efecto glicémico óptimo. En pacientes ancianos, especialmente mayores de 80 años, debe monitorearse la función renal y la administración de Bi-Euglucon M no debe alcanzar las dosis máximas. Antes de iniciar una terapia con Bi-Euglucon M y al menos 1 vez al año, debe evaluarse la función renal. Debe evitarse el uso de medicación concomitante que pueda afectar la función renal o la excreción de metformina como ocurre con los fármacos catiónicos que son eliminados por secreción tubular. Debe suspenderse temporalmente Bi-Euglucon M si se practican estudios radiológicos con medios de contraste yodado de uso i.v. (Ej. pielografía i.v., colangiografía i.v., angiografía, tomografía computada), por el riesgo de inducir acidosis láctica. Estados de Hipoxia: el colapso cardiovascular (shock) de cualquier causa, la insuficiencia cardíaca congestiva aguda, el infarto del miocardio agudo y otras condiciones caracterizadas por hipoxemia han sido asociadas con acidosis láctica y pueden también causar una uremia prerenal. Si estos eventos ocurren en pacientes en terapia con Bi-Euglucon M, el fármaco debe discontinuarse prontamente. Procedimientos Quirúrgicos: debe suspenderse temporalmente el tratamiento con Bi-Euglucon M en procedimientos quirúrgicos mayores para reiniciarlo una vez que el paciente sea capaz de volver a la alimentación oral. Ingesta de Alcohol: se sabe que el alcohol potencia los efectos de la metformina sobre el metabolismo del lactato. Se recomienda estrictamente evitar el uso excesivo de alcohol, agudo o crónico, durante el tratamiento con Bi-Euglucon M por el efecto inhibidor del alcohol, en la capacidad gluconeogénica del hígado, la que puede aumentar también el riesgo de hipoglicemia. Función Hepática Disminuida: ya que la función hepática ha sido asociada con algunos casos de acidosis láctica, debe evitarse el uso de Bi-Euglucon M en pacientes con evidencia clínica o de laboratorio de enfermedad hepática. Carcinogénesis, Mutagénesis y Reducción de la Fertilidad: Estudios en animales, dosis de glibenclamida, 145 veces superior a la máxima dosis humana, y de metformina 4 veces superior a la máxima recomendada en humanos; no produjeron efectos carcinogénicos tras 2 años de tratamiento. Embarazo: Efectos Teratogénicos: Categoría B La hiperglicemia durante el embarazo se asocia con alta incidencia de anormalidades congénitas. Los expertos recomiendan usar insulina en la diabetes de la embarazada. La Glibenclamida en dosis hasta 500 veces la humana y metformina en dosis de 2 a 6 veces el máximo de la dosis diaria recomendada en humanos, no produjeron evidencia de infertilidad o daño fetal ni efectos teratogénicos en ratas y conejos. La metformina atraviesa parcialmente la barrera placentaria. La administración de Bi-Euglucon M en animales preñados no mostró efecto teratogénico, sin embargo, estos resultados no se pueden extrapolar al ser humano. No hay estudios controlados con Bi-Euglucon M o con sus componentes, en embarazadas. En consecuencia, Bi-Euglucon M no debe administrarse en la embarazada a menos que el médico juzgue que los beneficios terapéuticos sean superiores a los riesgos de efectos teratogénicos eventuales. Se ha observado hipoglicemia prolongada y severa en recién nacidos de madres en tratamiento con sulfonilureas. Por ello no se recomienda el uso de Bi-Euglucon M durante el embarazo. De ser utilizado; debe discontinuársele al menos 2 semanas previas al momento del parto. Lactancia: Se desconoce si la glibenclamida se excreta en la leche humana aún cuando se sabe que algunas sulfonilureas se excretan por este medio. La metformina, es excretada en la leche de ratas donde alcanza niveles comparables a los del plasma. Estos estudios no se han hecho en mujeres, en consecuencia, por el riesgo potencial de hipoglicemia en el lactante, debe decidirse ya sea discontinuar la lactancia o discontinuar la administración de Bi-Euglucon M según la importancia que tenga el tratamiento para la madre. De discontinuar el Bi-Euglucon M y si la dieta sola es inadecuada para el control glicémico, debe instituirse terapia con insulina. Uso Pediátrico: La eficacia y seguridad de Bi-Euglucon M en pacientes pediátricos no ha sido establecida. Uso Geriátrico: En estudios en pacientes geriátricos mayores de 65 y 75 años no se han observado diferencias de eficacia y/o seguridad respecto de los adultos jóvenes. No se descarta que algunos pacientes ancianos tengan mayor sensibilidad al Bi-Euglucon M. Ya que la metformina se excreta esencialmente por el riñón y sus efectos adversos severos son mayores en pacientes con función renal disminuida, Bi-Euglucon M debería usarse solamente en pacientes con función renal normal (Ver Contraindicaciones y Advertencias). Debido a la disminución de la función renal en los ancianos, Bi-Euglucon M debe usarse con cautela en estos pacientes, seleccionando la posología y realizando monitoreo regular de la función renal. Los ancianos no deberían ser tratados con la dosis máxima de Bi-Euglucon M (Ver Posología y Administración).

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS
 • Bi-Euglucon M Los siguientes medicamentos son hiperglicemiantes o antagonizan el efecto de los antidiabéticos orales: tiazidas, corticosteroides, fenotiazinas, extracto tiroídeo, estrógenos, anticonceptivos orales, fenitoína, ácido nicotínico, simpáticomiméticos, antagonistas del calcio y la isoniazida. Su co-administración con Bi-Euglucon M obliga a un control más estrecho de la glicemia.
 • Glibenclamida La acción hipoglicemiante de las sulfonilureas puede potenciarse con fármacos de alta unión a proteínas plasmáticas, tales como: salicilatos, sulfonamidas, cloranfenicol, probenecid, agentes cumarínicos, inhibidores de la MAO y betabloqueadores. Su co-administración con Bi-Euglucon M obliga a un control más estrecho de la glicemia. Al suspenderlas, debe también observarse el control glicémico por el riesgo de que se produzca hiperglicemia. Las quinolonas y el miconazol interactúan con glibenclamida, potenciando su acción hipoglicémica.
 • Metformina La furosemida en dosis única, aumenta los niveles plasmáticos de la metformina y la concentración plasmática máxima en un 22%. No hay información de interacciones con su administración crónica. La nifedipina: parece aumentar la absorción intestinal de metformina. Los fármacos catiónicos como amilorida, digoxina, morfina, procainamida, quinidina, ranitidina, triamtereno, trimetropin y vancomicina pueden competir con la excreción renal de la metformina, favoreciendo su acumulación en la sangre. Debe observarse cautela y monitorear el ajuste de dosis de Bi-Euglucon M en pacientes que tomen fármacos catiónicos.

SOBREDOSIS Por su contenido en glibenclamida, Bi-Euglucon M en sobredosis puede provocar hipoglicemia. Síntomas leves de hipoglicemia sin pérdida de conciencia o hallazgos neurológicos deben tratarse agresivamente con glucosa oral, ajustes posológicos y de la dieta. Debe continuarse el monitoreo estricto hasta que el médico se asegure que el paciente está fuera de riesgo. Reacciones de hipoglicemia severa con coma, convulsiones u otros trastornos neurológicos ocurren infrecuentemente, pero representan emergencias médicas que requieren hospitalización inmediata. Si se diagnostica o se sospecha un coma hipoglicémico, debe tratarse al paciente una inyección intravenosa rápida de una solución de glucosa concentrada (50%) y seguida por una infusión continua de glucosa al 10% a una velocidad adecuada para mantener una glicemia por encima de 100 mg / 100 ml. El monitoreo debe continuar por un mínimo de 24 a 48 horas ya que la hipoglicemia puede reaparecer tras aparente recuperación clínica. No se ha observado hipoglicemia con sobredosis de metformina de hasta 85 g; aunque fenómenos de acidosis láctica ocurren o han ocurrido con sobredosis (Ver Advertencias). La metformina es dializable bajo buenas condiciones hemodinámicas. Por lo tanto, debe practicarse hemodiálisis para remover acumulación de metformina en pacientes en los cuales se sospeche sobredosis con este fármaco.

POSOLOGÍA Y ADMINISTRACIÓN La posología de Bi-Euglucon M debe individualizarse sobre la base de eficacia y tolerabilidad sin exceder la dosis diaria máxima de 20 mg de glibenclamida y 2000 mg de metformina. Bi-Euglucon M se administra con las comidas y en la dosis inicial más baja con incrementos graduales a fin de evitar fenómenos de hipoglicemia (de la glibenclamida) y reducir los efectos adversos digestivos (de la metformina) y permitir una determinación de la mínima dosis eficaz adecuada para controlar la glicemia en el paciente individual. Durante el período de ajuste posológico, debe monitorearse la glicemia para determinar la respuesta terapéutica e identificar la mínima dosis eficaz para el paciente. A partir de entonces, debe medirse la HbA1c intervalos de 3 meses para evaluar la eficacia de la terapia. El objetivo terapéutico es disminuir y mantener la glicemia basal en ayunas (FPG), la glicemia postprandial (PPG) y la HbA1c a niveles normales o lo más cercano a lo normal, como sea posible. Bi-Euglucon M como Terapia de Segunda Línea Posología: La dosis inicial recomendada es 2.5 mg / 500 mg o 5 mg / 500 mg, 2 veces al día con las comidas. Está indicada en pacientes que no han logrado control glicémico con dieta, ejercicio y monoterapia con glibenclamida (u otra sulfonilurea) o metformina. La dosis de inicio de Bi-Euglucon M es 2,5 mg/500 mg o 5 mg / 500 mg, 2 veces al día con las comidas. A objeto de evitar fenómenos de hipoglicemia, la dosis inicial de Bi-Euglucon M no debe exceder la dosis diaria de glibenclamida o metformina usada hasta entonces. La dosis diaria debe titularse en incrementos no mayores de 5 mg / 500 mg hasta alcanzar la dosis mínima eficaz para un adecuado control glicémico o llegar a un máximo de dosis de 20 mg/2000 mg al día. Para pacientes tratados previamente con una terapia combinada de glibenclamida u otra sulfonilurea y metformina, el cambio a Bi-Euglucon M debe hacerse con una dosis inicial que no exceda en glibenclamida y metformina la ingerida previamente. Tras este cambio terapéutico, los pacientes deben ser monitoreados estrechamente por eventuales síntomas de hipoglicemia; la dosis de Bi-Euglucon M debe titularse como se describió anteriormente para alcanzar un control glicémico adecuado. Posología en Pacientes Especiales: Bi-Euglucon M no está recomendado para usarlo en el embarazo o en pacientes pediátricos. En pacientes de edad avanzada, la dosis inicial y de mantención de Bi-Euglucon M debe ser conservadora por la potencial disminución de la función renal de este grupo de pacientes. En ellos, los ajustes posológicos requieren una cuidadosa evaluación de la función renal. En general, los ancianos, los pacientes debilitados y mal nutridos no deben recibir la dosis máxima de Bi-Euglucon M. El monitoreo de la función renal es también necesario para ayudar a la prevención de acidosis láctica asociada a metformina, especialmente en el anciano.

ALMACENAMIENTO Mantener lejos del alcance de los niños. Almacenar a temperatura ambiente, a no más de 25°C, protegido de la luz solar.

PRESENTACIÓN
• Bi-Euglucon M comprimidos fraccionables de 2.5 mg / 500 mg, envases con 30 comprimidos
 • Bi-Euglucon M comprimidos fraccionables de 5 mg / 500 mg, envases con 30 comprimidos

Acción Farmacológica
Terapia Antidiabética Combinada Oral
Principo Activo
GLIBENCLAMIDA
METFORMINA
Patologías
Diabetes
Observaciones
 
Laboratorio : ROCHE CHILE LTDA. 
Av. Quilín 3750 
Macul 
441 3200 
221 0148 
yanina.escobar@roche.com 
www.roche.cl
   
 

 
.