Home / Productos / Laboratorios / Patologías / Principios Activos / Acción Farmacológica

 
 
Home / Vademécum / Productos

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z @
   
 
 
Producto : ALTAZINC 
Descripción
COMPOSICION
Cada mL equivalente a 20 gotas de solución oral contiene: Zinc (como sulfato heptahidratado) 5 mg Excipientes c.s.p Cada comprimido 10 mg contiene: Zinc (como sulfato heptahidratado) 10 mg Excipientes c.s.p. Cada comprimido 15 mg contiene: Zinc (como sulfato heptahidratado) 15 mg Excipientes c.s.p.
 
FARMACOLOGIA
El zinc, junto con otros minerales, es parte de los oligoelementos. Se le reconoce como nutriente esencial. Más de 300 metaloenzimas que contienen zinc y participan en gran cantidad de procesos, incluyendo el metabolismo de proteínas, grasas y carbohidratos, han sido descritas en humanos y animales. El zinc actúa como estabilizador de polisomas durante la síntesis proteica, estabiliza la estructura de ciertas proteínas involucradas en la trascripción de DNA a RNA. Participa en la síntesis del heme, ácidos grasos de cadena larga, prostaglandinas, transporte de colesterol y en la estabilidad de los lípidos en las membranas celulares. Recientes estudios han confirmado un rol vital del zinc en el sistema inmune. Las funciones biológicas del zinc se pueden dividir en tres categorías: catalizadora, estructural y reguladora. El zinc desempeña roles insustituibles relacionados con sistemas enzimáticos de los procesos de división y multiplicación celular y con los sistemas metabólicos hormonales de regulación. La mayor proporción del zinc corporal está contenido en el músculo esquelético (50 - 60 %) siendo apreciable también en el hueso (25 - 30 %), y también en otros órganos como hígado y riñón. La deficiencia de zinc se asocia con trastornos en el crecimiento, la inmunidad y la cicatrización. A esto se agregan evidencias iniciales de su participación en el desarrollo psicomotor, y en la regulación de la composición corporal y del apetito. El zinc está involucrado en varias etapas del crecimiento y multiplicación celular, es indispensable en sistemas enzimáticos que participan en la división celular, pero el paso limitante que puede explicar el compromiso de crecimiento parece estar en la regulación hormonal de la división celular, participa en la actividad de las hormona de crecimiento y somatomedina - C (IGF-1) Su rol en la inmunidad se asocia con el proceso activo de división y multiplicación celular, teniendo además efecto sobre la autoprotección de las células inmunitarias. La deficiencia de zinc contribuye a la apoptosis de precursores y células B inmaduras en médula ósea y del precursor de linfocitos T en el timo. En la mayoría de las especies animales estudiadas la deficiencia de zinc se acompaña de una disminución en el consumo de alimentos. Hay evidencias experimentales para esta relación tanto a nivel central como periférico: a nivel central el zinc participa en la liberación de neurotransmisores en los núcleos paraventriculares del hipotálamo que tienen acción sobre los receptores del apetito. Evidencias iniciales demuestran que la deficiencia de zinc produce modificaciones en la composición corporal favoreciendo el depósito de tejido adiposo. Los efectos clínicos de la deficiencia de zinc en la población pediátrica son: compromiso pondoestatural, aumento de infecciones digestivas y respiratorias principalmente. En los últimos años se ha descrito un efecto sobre el desarrollo psicomotor y cognitivo.

FARMACOCINETICA El zinc es un ión hidrofílico que no puede atravesar membranas biológicas por difusión pasiva. Es absorbido en el intestino delgado por un proceso transcelular, con mayor velocidad de transporte en el yeyuno. La absorción parece ser un proceso activo saturable que requiere ATP, vía ligandos específicos: histidina, cisteína y prostaglandinas La absorción de zinc depende del estado nutricional del individuo, composición de la dieta en cuanto a inhibidores y favorecedores, e integridad del intestino. Algunos componentes de la dieta como fitatos y fibra, forman compuestos de baja solubilidad con zinc, reduciendo la captación por el enterocito; el hierro y el alcohol reducen también su absorción. Otros ligandos como la histidina, metionina y cisteína, favorecen la captación de zinc. En individuos sanos, se absorbe aproximadamente un 20- 40% de la ingesta. Desde el intestino es transportado unido principalmente a la albúmina (70%) y a alfa-2 macroglobulina (20-40%).. El lumen intestinal es el principal sitio al cual se excreta el zinc a través de las secreciones pancreática, intestinal y biliar, siendo el tracto gastrointestinal responsable de aproximadamente un 90% de la excreción de zinc; el resto es excretado por la orina y en cantidades pequeñas por la piel. En situaciones de injuria aumenta la excreción urinaria, los mecanismos no están completamente aclarados.

POBLACIONES EN RIESGO La mayor prevalencia de déficit de zinc en lactantes, es en niños de bajo peso de nacimiento, prematuros, destete precoz y uso de fórmulas lácteas no suplementadas. Los lactantes alimentados exclusivamente con pecho materno después de los 6 meses de edad, a los cuales se les ofrece alimentación complementaria pobre en proteínas de origen animal, tienen riesgo de presentar deficiencia de zinc. Poblaciones con ingesta preferente de alimentos de origen vegetal, dada la cantidad de fitatos y fibra que reciben, están en riesgo de presentar déficit de zinc. Dietas vegetarianas sin una adecuada orientación nutricional, donde el zinc proviene principalmente de cereales, leguminosas, nueces y eventualmente leche y huevos (ovolactovegetariano) tienen un alto contenido de fitatos lo que las hace también de riesgo. Individuos con enfermedades que interfieren con la absorción de zinc o aumentan las pérdidas, síndromes de mala absorción de diversa etiología, diarreas crónicas o recurrentes requieren suplementación. También está bien documentado el déficit de zinc en pacientes con desnutrición calórico proteica.
 
INDICACIONES CLINICAS Profilaxis y tratamiento de los estados carenciales de zinc por escaso aporte o mala absorción intestinal y otras condiciones que interfieren con su utilización o que aumentan su pérdida corporal previa determinación de los niveles plasmáticos de zinc. Estados que requieran una protección específica como: etapa de crecimiento, desarrollo esquelético, intervención quirúrgica, déficit nutricional, alimentación no balanceada y déficit de zinc. Coadyuvante en la terapia de hipogonadismo e hipotiroidismo.

CONTRAINDICACIONES Antecedentes de hipersensibilidad a alguno de los componentes de la formulación. Deberá considerarse la relación riesgo / beneficio en pacientes con déficit de cobre sérico. Los suplementos de zinc pueden inducir una disminución de las concentraciones plasmáticas de cobre y profundizar esta deficiencia.

PRECAUCIONES Y ADVERTENCIAS El suplemento de zinc es efectivo cuando los niveles séricos se encuentran por debajo de los niveles normales aceptados, por lo tanto, aquellos pacientes con niveles normales de zinc no serán beneficiados al administrar este micronutriente. La administración de dosis altas y/o el uso prolongado de este medicamento, puede interferir con el metabolismo y la absorción del cobre, por lo tanto, se recomienda monitorear los niveles plasmáticos de ceruplasmina y cobre, durante tratamientos prolongados con zinc. La administración no es a permanencia y si es necesario su uso prolongado debe ser vigilado por el médico. En caso de ser necesario administrar zinc a mujeres embarazadas, o durante el período de lactancia, se debe evaluar clínicamente riesgo - beneficio de utilizarlo. Se debe evitar ingerir conjuntamente zinc con suplementos de cobre, fósforo o tetraciclinas orales.

REACCIONES ADVERSAS En general es bien tolerado y raramente se observa malestar gastrointestinal como náuseas y vómitos. Aunque de rara incidencia, con altas dosis de zinc se puede presentar dispepsia, dolor epigástrico, náuseas, anormalidades hematológicas, deficiencia secundaria de cobre plasmático, leucopenia, neutropenia y anemia sideroblástica.

SOBREDOSIFICACION El zinc es uno de los oligoelementos menos tóxicos. En caso de producirse se deben tomar las medidas estándar de soporte. La intoxicación por zinc puede producir ardor en el esófago y estómago, náuseas, vómitos, diarrea, cólicos abdominales, sudoración, hipotensión y calambres en las piernas. Tratamiento: No utilizar eméticos ni sondeo gástrico. A los pacientes intoxicados se les puede administrar bicarbonato de potasio disuelto en agua tibia en forma repetida. También se puede emplear el tratamiento de quelación, mediante el uso de edetato disódico de calcio.

VIA DE ADMINISTRACION - POSOLOGIA Via Oral Forma de administración: si no hay irritación gástrica, el zinc debe ser administrado 1 hora antes o al menos 2 horas después de las comidas debido a que muchos alimentos interfieren con su absorción. Dosis usual profilaxis: ALTAZINC gotas: 0-6 meses: 2 mg/día (8 gotas); 7 meses-3 años: 3 mg/día (12 gotas); 4-11 años: 5 mg/día (20 gotas) Para una correcta dosificación de ALTAZINC® gotas, mantenga el frasco en posición vertical. ALTAZINC® comprimidos 10 y 15 mg: Niños 6-11 años: 5 mg/día ( comprimido de 10 mg/día); Mayores de 12 años: 10-15 mg/día (1 comprimido/día) Para el tratamiento del déficit: La dosis es de acuerdo a la indicación y severidad del déficit.

PRESENTACIONES
Envase con 30 ml solución oral para gotas: 5 mg / ml (20 gotas) Envase con 40 comprimidos ranurados de 10 y 15 mg

Las presentaciones de ALTAZINC® permiten cubrir las recomendaciones nutricionales emanadas de los distintos grupos de expertos en el tema (IOM (2001) RDA/AI, FAO/WHO (2002), IZINCG (2004)).

Acción Farmacológica
Estimulante del desarrollo y crecimientos de las uñas y pelo
Principo Activo
ZINC
Patologías
Hipovitaminosis
Observaciones
 
Laboratorio : SAVAL S. A. 
Av. Pdte. Eduardo Frei Montalva 4600 
Renca 
707 3000 
736 3674 
saval@saval.cl 
www.saval.cl
   
 

 
.